Enviar
Compañía es dueña de la fórmula química usada en la piña, que europeos intentan limitar
Bayer cuestiona medidas europeas

• Firma alemana asegura que sus estudios demuestran que la dosis autorizada actualmente no afecta la salud
• Productores piden a negociadores de acuerdo con Europa centrar estrategia en barreras no arancelarias

Israel Aragón
[email protected]

Las exigencias fitosanitarias que la Unión Europea (UE) pretende imponer en el uso del Ethephon son muy difíciles de cumplir.
Así lo indica al menos una serie de estudios científicos realizados por la empresa Bayer, dueña de la fórmula con que se fabrica el producto.
El Ethephon es un químico usado para que las frutas maduren de forma uniforme y desarrollen un color claro en la totalidad de su cáscara. En el país es utilizado por la industria piñera, fundamentalmente.
Los europeos pretenden que los residuos que queden en la fruta una vez que se les aplique el químico no superen las 0,5 partes por millón (ppm). Actualmente el nivel máximo de residuos permitido es de 2 ppm.
Al momento en que el Ethephon salió al mercado, Bayer ofreció estudios en que afirmaba que el máximo nivel de residuos que quedaría de él en la fruta era de 2 ppm, y que este no representaba ninguna amenaza para la salud de las personas. Estos fueron en su momento aceptados por la UE.
A juicio de voceros de la firma alemana no existen investigaciones que permitan afirmar que es posible cumplir, de forma consistente, con las intenciones europeas de alcanzar un nivel máximo de residuos de 0,5 ppm, explicó Adonai Obando, gerente en el país de Bayer CropScience, división agrícola de la compañía.
“Hemos hecho estudios en diferentes países y varios están logrando exportar con los niveles bajos de residuos que pide la UE, pero no de forma consistente. No tenemos estudios que afirmen que se puede cumplir consistentemente la media parte por millón (0,5 ppm). Por eso nosotros, ni científicamente ni éticamente podemos sostener que se pueda satisfacer la demanda”, dijo Obando.
“No se puede cambiar un patrón de uso sin un patrón científico, y por eso tanto nosotros como el Gobierno de Costa Rica pedimos a los europeos que justifiquen científicamente la medida que están tratando de imponer, porque no la están justificando”, agregó.
Las investigaciones de la farmacéutica tampoco habrían sido solicitadas por las instancias europeas para considerar su intención de variar el nivel de residuos, según afirmó Obando.
Abel Chávez, presidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña, consideró que estas situaciones han de influir en la estrategia de negociación del acuerdo de asociación con Europa.
“Lo que suponemos es que esto es una alerta de que en las negociaciones de un acuerdo de asociación es mejor empezar a negociar las medidas no arancelarias y luego los aranceles, porque de nada vale que negociemos aranceles si luego no podemos exportar por otro tipo de barreras”.
La compañía Frutex, exportadora de piña, comunicó que existe preocupación en el sector por la restricción, pues podría afectar las exportaciones, sin embargo destacó la actitud tomada por el Gobierno de ir por delante y empezar a negociar antes de que la UE tome una decisión.
La producción de piña genera en el país más de 27 mil empleos directos y en 2006 generó ventas por $213 millones, representando un 16% del valor total exportado a Europa.
Ver comentarios