Enviar
Banco Central cauteloso para recibir 2009

Francisco de Paula Gutiérrez, presidente de la entidad, pronostica un menor crecimiento económico con presiones para el empleo, y financiamiento escaso y caro

Daniel Chacón
Víctor Sanabria
[email protected]
[email protected]

El 2009 se visualiza como un año de riesgos, retos y oportunidades económicas, en medio de la inestabilidad mundial causada por la recesión de los mercados de primer mundo.
Para enfrentar este episodio, las economías emergentes, ya analizan prioridades y posibles escenarios de acción, asumiendo que no será una tarea fácil, aunque tampoco catastrófica.
Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), conversó con INVERSIONISTA acerca de temas críticos que están a la vuelta de la esquina con la llegada del nuevo año, y que hoy captan la atención de los agentes económicos.

¿Cuáles son sus expectativas para 2009?

Esperaríamos un menor crecimiento con presión sobre el empleo, y financiamiento escaso y caro. Además, una inercia inflacionaria por la lentitud en la corrección de los precios de los derivados del petróleo, alimentos y materias primas. Esos efectos ya se han visto en Latinoamérica, pero en nuestro país tomará más tiempo por el modelo que tenemos.

¿Cómo analiza el efecto multiplicador del dinero y sus consecuencias en la economía, a partir de la capitalización bancaria?

Es un tema de balance, en el tanto que no queme al santo, ni tampoco que no lo alumbre. El fuerte crecimiento que hubo en el crédito en los meses anteriores llevó a que algunos de los bancos se encontraran con posiciones de suficiencia patrimonial cómodas, pero que no les alcanza para mantener el ritmo en el crecimiento crediticio. Por eso, tomaron la decisión, creo correcta, de restringir los préstamos, lo que significó un frenazo fuerte en términos de necesidades de la economía. No queremos volver a grados de expansión de crédito altos, sino a un espacio normal de crecimiento sin poner en riesgo la suficiencia patrimonial.

¿Está sano el sistema circulatorio de la economía?

Está funcionando bien, los préstamos interbancarios se dan, tampoco está paralizado el crédito, aunque sí está creciendo lentamente.

¿De circular mucho dinero en la calle, presionaría las tasas de interés?

La capitalización va a permitir que los bancos puedan prestar dinero que tienen. El Gobierno no les va a dar dinero para que presten, sino que les va a dar patrimonio para que puedan apalancar el dinero que poseen. Por ende, esa liquidez existe, lo que pasa es que no se está reflejando tanto en el crédito, sino que está en el balance de los bancos. Si logramos sacar el dinero de ahí y ponerlo en las pequeñas y medianas empresas, se va a las cuentas del sector productivo, y no del consumo.

¿Está cómodo el Banco Central con el circulante que hay?

Este es un mes de mucho circulante, nuestras estimaciones no difieren mucho de lo que debiera estar en manos del público. El Banco no ha ido a subasta en las últimas semanas porque considera que no es necesario absorber recursos. Sabemos que esto es temporal, que pasado diciembre empieza una menor demanda de liquidez y tenemos que absorberla, pero como un proceso normal.

¿Cuál es el efecto de la caída en las tasas de interés internacionales en nuestra economía?

Un alivio. La caída en las tasas de interés en Estados Unidos debería provocar la búsqueda de inversiones en colones, eso siempre que no se presente en simultáneo un cambio en la percepción riesgo-país. Si uno ve el comportamiento de los precios de los bonos en moneda extranjera en el mercado internacional en octubre, hubo un incremento fuerte en la prima de riesgo país. Además, la baja nos disminuye presión sobre el régimen cambiario, porque mejoraría el premio por invertir en colones y motivaría a los inversionistas a desdolarizarse.

¿No le preocupa el ingreso de capital especulativo?

Por temor al riesgo podemos decir que la mayoría de las inversiones se están refugiando en el Bono del Tesoro. Habrá que ver el comportamiento del mercado, pero por el mismo funcionamiento del esquema cambiario de bandas considero que no tendremos problemas de capital especulativo.



Ver comentarios