Bananeros panameños exigen mejorar precios a Chiquita
Enviar
Bananeros panameños exigen mejorar precios a Chiquita

Panamá
EFE

Los productores de banano panameño han regalado 50 mil cajas de fruta y están dispuestos a regalar 100 mil más si no consiguen un mejor precio de la trasnacional Chiquita, única empresa exportadora en Panamá.
Salustiano de Gracia, secretario general de SITRACHILCO, el Sindicato de Trabajadores de la Chiriquí Land Co. (Chiquita), declaró que prefieren regalar el banano a los panameños que a “una empresa injusta que defiende un monopolio anacrónico que debe llegar a su fin”.
La empresa, instalada en Panamá desde hace 87 años, paga a la Cooperativa de Servicios Múltiples de Puerto Armuelles (COOSEMUPAR), principal productor local, representado por SITRACHILCO, cinco dólares por la caja de 20 kilos de banano de exportación, puesta en el muelle.
“En cada caja -explicó De Gracia- perdemos $2,18, según nuestros costos de producción. Somos los únicos que, cuanto más exportamos, más perdemos”, agregó.
Los trabajadores han solicitado una revisión del contrato de exclusividad con la empresa, firmado en 2003, por diez años, para ajustar el precio a la situación económica mundial y aumentarlo hasta los $8.
De Gracia agregó que el propio presidente de la República, Martín Torrijos, está al tanto de la situación y que ha prometido respaldar sus planteamientos, bajo estudio en la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia, por monopolio, en una próxima reunión con la dirección de la empresa en EE.UU.
La cooperativa administra tres mil hectáreas de producción de banano, que generan 3 mil cajas cada una, con un valor agronómico de $50 millones, pero adeuda al Estado, por subsidios, unos 30 millones.
“Nuestra posición es firme. No vendemos más fruta a Chiquita si no mejoran el precio”, sentenció De Gracia, quien anunció nuevas medidas para la próxima semana, entre las que incluye regalar bananos a las delegaciones diplomáticas de los países europeos, que han mostrado interés en favorecer compras directas con Panamá.
“No podemos ser obligados a cumplir con un contrato leonino”, sentenció.
En 2005, el sindicato ya pidió un ajuste de un dólar al precio de la caja, pactado en $5 durante el primer semestre del año y $5,50 durante el último, que fue rechazado.

Ver comentarios