Logo La República

Miércoles, 20 de marzo de 2019



NACIONALES


BAC-Credomatic quedaría en venta

Redacción La República [email protected] | Miércoles 09 junio, 2010



General Electric vendería su participación en uno de los más importantes grupos financieros de la región
BAC-Credomatic quedaría en venta
Directivos de grupo financiero aseguran que los usuarios no verán ninguna afectación
Negocio bancario y de tarjetas de crédito lo convierten en plataforma interesante

El conglomerado General Electric vendería su participación del 75%, que posee de BAC-Credomatic GECF, para lo cual está evaluando posibles interesados.
Esto supondría la entrada de otro megabanco a la región centroamericana, que aproveche la plataforma del grupo BAC, conformado por seis bancos centroamericanos, y Credomatic, la emisora más grande de tarjetas de crédito del istmo, así como BAC International Bank de Florida, Estados Unidos.
El fin a la alianza entre General Electric y el grupo BAC-Credomatic se daría por la necesidad que tiene el grupo estadounidense en concentrar sus esfuerzos en el negocio industrial; sin embargo, Ernesto Castegnaro, CEO del grupo BAC-Credomatic, asegura que la venta no se realizará, salvo que se encontrara una estrategia apropiada para los accionistas, así como para los clientes.
Desde el año pasado, GE viene recortando gastos en otras áreas, y ahora le correspondió a su operación financiera más importante en Latinoamérica.
En este momento, los directivos de BAC admiten la posibilidad de una negociación, pero aseguran que los usuarios no verán ninguna afectación.
Aunque es prematuro hablar sobre los posibles socios, ya se tiene el perfil de una entidad financiera consolidada, grande, sólida y rentable; porque el problema con GE fue que el financiero no era el negocio fuerte y que en algún momento, los intereses serían diferentes, reconoció Castegnaro.
De momento, existen discusiones prematuras sobre la posibilidad que tendrían los accionistas regionales de recuperar la participación mayoritaria o no, pero sin que tenga aún forma.
El otro tema es que BAC es atractivo para cualquier entidad financiera. Por ello, no sería descabellado pensar que un BBVA español, Santander (que tiempo atrás trató de comprar el Banco de Costa Rica), el francés Paribas o incluso el grupo financiero chino ICBC pudieran interesarse en la compra.
Aunque la noticia surgió esta semana, el interesado en comprar las acciones sería el colombiano, Luis Carlos Sarmiento, dueño del Grupo Aval, que está conformado por cinco bancos de ese país.
La revista Forbes incluyó a Sarmiento entre su lista de los hombres más ricos del mundo en el puesto 135 con una fortuna estimada en $5,6 mil millones.
Esta venta de participaciones se hará de forma tal que los usuarios queden al margen y no vean afectados los servicios que reciben, ya que la situación patrimonial de la entidad permanece intacta.
“Lo que está pasando ahora es simplemente un tema a nivel accionario”, resaltó Castegnaro.
El legado que deja el paso de GE por la estructura de BAC es la implementación de controles que son exigidos por la Bolsa de Nueva York, y obligó al grupo financiero a mejorar la eficiencia de procesos administrativos.
En este momento, el control del grupo financiero está a cargo de Ernesto Castegnaro como CEO, junto con Carlos Alfredo y Silvio Pellas, Alberto Chamorro y Alejandro Gómez, que son los directores.
Ellos son el grupo colegiado que vería cualquier cambio en el giro de negocio de BAC, y que velarían por que el proceso accionario no afecte los negocios que tienen a la fecha.
La alianza entre ambos se inició en 2005 cuando General Electric a través de GE compró el 49% de participación accionaria en el grupo financiero, motivado por la fortaleza de este grupo en el segmento de créditos personales.
Esa transacción tuvo un costo de $500 millones, y el año pasado elevaron su participación a un 75%; sin conocer el costo que eso tuvo para la multinacional estadounidense.

Daniel Chacón
Juan Pablo Arias
[email protected]
[email protected]