Enviar
Gobierno colombiano acepta “la fórmula” de Chávez para negociar con las FARC
Avanza diálogo para liberar rehenes colombianos

• Autoridades de Colombia y Venezuela esperan que tras el eventual éxito del plan las relaciones diplomáticas entre ambos países se normalicen

Bogotá EFE

El gobierno colombiano aceptó ayer la "fórmula" anunciada por el presidente venezolano, Hugo Chávez, para posibilitar la puesta en libertad de tres rehenes en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Además, agradeció a Chávez "su interés" por la puesta en libertad de Clara Rojas, su hijo Emmanuel y Consuelo González de Perdomo, los tres secuestrados que dijeron estar dispuestas a liberar las FARC en un comunicado divulgado el pasado 18 de diciembre.
"El Gobierno de Colombia autorizó a la misión humanitaria en los términos de su misiva y delega como su representante al doctor Luis Carlos Restrepo", señaló el canciller Fernando Araújo, quien leyó una breve declaración oficial en respuesta a la propuesta de Chávez.
El plan incluye la entrada en territorio colombiano de aviones y helicópteros venezolanos con el símbolo de la Cruz Roja para recoger a los liberados.
El Gobierno de Colombia señala que, "por razones constitucionales, las aeronaves que participen en la operación humanitaria deben llevar los emblemas de la Cruz Roja Internacional (CICR)", señala la declaración.
La propuesta fue anunciada en una rueda de prensa en Caracas y simultáneamente entregada a Araújo en Bogotá por el vicecanciller venezolano, Rodolfo Sanz.
Chávez explicó en Caracas que "la operación humanitaria internacional" partiría de varios aeropuertos venezolanos y recalaría en el terminal aéreo de la ciudad colombiana de Villavicencio, capital del departamento de Meta, centro del país, que seria el "centro de operaciones".
Desde allí partirían helicópteros de su país, marcados con la Cruz Roja, a un punto en "una dirección desconocida, hasta ahora" en el que serían recogidos los rehenes.
Las FARC anunciaron la decisión unilateral de liberar a los tres secuestrados el pasado 18 de diciembre.
Esa liberación, según señalaron entonces los rebeldes, era un acto de "desagravio" con Chávez y la senadora opositora colombiana Piedad Córdoba, quienes mediaron ante esa guerrilla entre agosto y el 21 de noviembre pasados en la búsqueda de un acuerdo humanitario.
Uribe suspendió la mediación con el argumento de que se habían incumplido las condiciones que él marcó.
Familiares de los tres secuestrados que la guerrilla de las FARC prometió liberar consideraron "buena" la iniciativa anunciada ayer por Chávez, para recibir y trasladar a esos rehenes.
"Me parece muy buena la fórmula", dijo Iván Rojas, hermano de la ex candidata a la vicepresidencia colombiana Clara Rojas, mientras que Patricia Perdomo, hija de la ex legisladora Consuelo González de Perdomo, expresó su "mucha alegría" por la propuesta de Chávez.
El gobierno venezolano también solicitó la designación de un delegado oficial del gobierno colombiano que se sume a la de los gobiernos de Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador y Francia.
El analista político Lázaro Viveros, por otra parte, dijo que "definitivamente fue la parte operativa lo mostrado por Chávez", y destacó "la participación de países latinoamericanos y de Francia para recuperar a los rehenes".
Sin embargo, puntualizó "ojalá esa operación y el proceso de acuerdo humanitario lo lidere Uribe y no el presidente de otro país".
Viveros confió en que no sea un operativo clandestino, y también en que el éxito del mismo, tras la aprobación colombiana, se traduzca en el restablecimiento total de las relaciones entres los dos países.
Las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela resultaron deterioradas desde el pasado 21 de noviembre cuando Uribe dio por cancelada la mediación de Chávez y la senadora colombiana Piedad Córdoba.
Ver comentarios