Enviar
Precios de transporte marítimo se han triplicado desde 2007
Aumento en combustibles infla costo de fletes

• Productores afirman que son incrementos que deben asumir, pues se dan luego de haber pactado precio final del producto

• Solo este año el valor del transporte de carga por mar a Europa ha aumentado un 50%

Israel Aragón
[email protected]

La acelerada subida en los precios de los combustibles, provocada por el rápido encarecimiento del petróleo, ha impulsado al alza el valor de los fletes marítimos, que se ha disparado este año impulsado también por la alta demanda.
Además de la subida de precios en materias primas y alimentos como los granos, los productores enfrentan los altos costos que deben pagar por distribuir o exportar sus artículos.
El precio del petróleo ofreció ayer un leve respiro al bajar $4,75 en la Bolsa de Nueva York para cerrar en $131,93, debido a las expectativas de una menor demanda en China.
Sin embargo, solo en este año el precio del barril de crudo ha subido más de $30, pues en enero rozaba los $100.
Esta situación ha provocado que en el último año y medio el costo de un contenedor cargado desde Estados Unidos casi se ha triplicado, al pasar desde $33 en enero a $83 por tonelada, explicó Antonio Echeverría, presidente de la Cámara Nacional de Avicultores.
“El monto que hay que pagar por un contenedor desde Nueva Orleans, de donde vienen todos los granos para Centroamérica, ha crecido casi un 150% desde principios del año pasado”, dijo.
El costo de los trayectos más largos, como el de los contenedores que viajan a Europa, también ha crecido considerablemente. “En los últimos tres años hemos visto un aumento de casi un 50% más en los fletes refrigerados y sobre todo para ir a Europa, eso cuando hay (contenedores) disponibles”, afirmó Marco Tristán, gerente de Agroexport.
La situación se ve agravada por la escasez de barcos y contenedores para transporte de los productos, principalmente alimenticios.
“Hay escasez de fletes y la producción está creciendo, especialmente en sectores como los de piña, raíces, tubérculos y de plantas ornamentales, lo que hace que la demanda crezca en igual proporción”, afirmó Abel Chaves, presidente de la Cámara de Productores y Exportadores de Piña.
En general “los costos de fletes andan entre $400 y $700 más por contenedor que el año pasado, y todos los incrementos hay que asumirlos, no se pueden trasladar al comprador porque cuando se envía la fruta ya se ha pactado previamente un precio con ellos”.
Eso ha hecho que los diferentes sectores deban buscar mejorar la eficiencia en su producción y reducir gastos en otros rubros para hacer frente a estos incrementos operativos.
La problemática se agrava con situaciones coyunturales que dificultan el transporte, como los desastres climáticos.
“Este año nos vimos muy afectados por la tormenta Alma, que dificultó el trasiego interno de la fruta y generó costos adicionales de ¢150 mil por contenedor, y son cosas que tenemos que asumir”, agregó.
De acuerdo con Tristán, la implementación del sistema aduanero electrónico TICA para la exportación en los puertos de Limón, que permite hacer el proceso digitalmente, también les ha generado costos.
Se supone que es un sistema que debería abaratar costos por reducir tiempos y necesidad de operadores, pero “las navieras están cobrando $25 por documentación, porque dicen que deben dar un entrenamiento temporal al personal y para empezar a operar el nuevo sistema y comprar equipo nuevo para utilizarlo”, afirmó.
La situación que se presenta en los puertos de Moín y Limón, en que los operadores trabajan solo en turnos de seis horas, genera gastos adicionales por el tiempo que deben esperar los contenedores para ser cargados, pues durante este periodo los productos deben ser enfriados con diésel.
Ver comentarios