Enviar
Crecimiento guanacasteco se ha comenzado a mover por la costa pacífica
Auge inmobiliario se expande hacia el Sur


• Permisos de construcción en provincia puntarenense prácticamente se duplicaron en un año

Wilmer Murillo
[email protected]  

Al tiempo que mantiene su ímpetu en Guanacaste, el flujo de inversión extranjera directa está cobrando mayor importancia en la provincia de Puntarenas, especialmente desde Jacó hasta la Zona Sur.
A julio pasado, los metros de construcción indicaban que Guanacaste sigue creciendo y que van a sobrepasar el área edificada el año pasado. Simultáneamente Puntarenas ha empezado a crecer.
En ese sentido, el pronóstico que existe a nivel económico es que la inversión extranjera en el sector podría prolongarse durante los próximos siete años, dijo Thelmo Vargas, economista.
En la próxima década se pensionarán más de 50 millones de estadounidenses, muchos de los cuales podrían venir a vivir a Costa Rica, Belice y Panamá.
En un seminario de la firma Ecoanálisis efectuado la semana anterior, Vargas, quien fue ministro de Hacienda, dijo que hay mucho por hacer, pues la inversión es alta con una garantizada clientela turística. “Hemos visto un incremento de la importancia de Puntarenas”, dijo el experto.
Eso significa obviamente más ingresos por turismo, y una gran oferta de trabajo en el ramo de la construcción, tanto para ticos como para nicaragüenses.
El auge inmobiliario permitirá desde el punto de vista macroeconómico un nivel de divisas alto y la aplicación de una política de monetización relativamente baja y una baja devaluación del colón.
El sector inmobiliario ha estado condicionado por casas de mucho boato y concentrado en las playas.
Anteriormente, las que existían eran casas de vacaciones reducidas a la mínima expresión y por la falta de vigilancia, poco se invertía ante el temor de perder la inversión.
Todo esto cambió cuando surgieron nuevos conceptos arquitectónicos, urbanizaciones cerradas, con cuido permanente. Con una mezcla de turismo atraído por la belleza escénica y la inversión foránea hicieron su aparición hoteles de alta calidad y tarifas accesibles solamente para el mercado estadounidense y europeo.
El perfil de los inversionistas inmobiliarios, según representantes de la firma Ecoanálisis, revela que provienen en su mayoría de California, Texas, Florida, Illinois, Virginia y Nueva Jersey.
La educación de estos inversionistas es universitaria y mayor, la edad fluctúa entre 45 y 65 años y sus ingresos en promedio son de $200 mil al año.
Esta situación pretende ser aprovechada en zonas como el sur del país, en donde algunos desarrolladores ya han comenzado con proyectos de lujo e incluso con la llegada de marinas, como las que pretenden establecerse en Quepos y Golfito.
“La zona costera del sur pronto comenzará a posicionarse como uno de los destinos turísticos más importantes de Costa Rica, señaló Rocío Agüero, arquitecta a cargo del proyecto Cascadas del Mar, en Bahía Ballena.
Esta empresaria a cargo del diseño y construcción de 68 condominios de lujo cerca de Uvita, que se espera iniciar en noviembre, dijo que actualmente se observa en la región un movimiento constante de construcciones, contrataciones laborales, apertura de centros comerciales y oficinas bancarias.
La arquitecta coincidió con Vargas en que definitivamente el auge inmobiliario está moviéndose hacia el sur. “Hace un año todavía, el movimiento era escaso, pero hoy en día comercios y servicios a lo largo de toda la carretera costanera empiezan a florecer”, indicó.
La explosión inmobiliaria está encima, creciendo a un 100% anual, acompañada de vías de acceso, servicios de fibra óptima y telefonía, concluyó Agüero.
Ver comentarios