Enviar
Sector triplicaría pérdidas si última ley de implementación del Cafta no se aprueba antes de mayo
Atraso legislativo cuesta ¢500 millones a azucareros
• Imposibilidad de exportar a Estados Unidos sin pagar aranceles ocasionaría caída en generación de empleo y en nuevas inversiones

Natasha Cambronero
[email protected]

La no aprobación aún del último proyecto de implementación del Trabado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta por sus siglas en inglés) les costó ya a los azucareros ¢500 millones.
Inicialmente, Costa Rica tenía que darle el visto bueno a esta ley sobre propiedad intelectual antes del 31 de diciembre de 2009, pero los diputados aún no lo han avalado.
Ante esta situación, y como reprimenda, el Gobierno estadounidense suspendió la cuota que tiene el país para exportarle, sin pagar aranceles, cerca de 12 mil toneladas métricas de azúcar.
Dicha medida está ocasionado pérdidas millonarias al sector. Estas son de ¢500 millones, hasta el momento, debido a que la Liga de la Caña (Laica) tuvo que postergar de febrero al 1° de mayo la entrega de 11.880 toneladas a dos empresarios de Estados Unidos.
Pero esa cifra alcanzaría al menos los ¢1.900 millones si la Asamblea Legislativa no avala esta ley antes de dicha fecha.
“De no aprobarse este proyecto antes del 1° de mayo las pérdidas se triplicarían. Además existe la posibilidad de que sean mayores aún si los compradores nos penalizan y nos exigen que les suministremos el azúcar inmediatamente sin importar de donde venga; este es un escenario que no queremos imaginarnos”, dijo Edgar Herrera, director ejecutivo de Laica.
Los inconvenientes que está teniendo el sector se reflejan en la planta que tiene la organización en Punta Morales, donde las bodegas llegaron a abarrotarse con unas 75 mil toneladas métricas de azúcar.
El atraso en la aprobación de este proyecto también se traduciría en una merma en la generación de empleo y el arribo de nuevas inversiones.
“Venimos de enfrentar una crisis con el precio de los combustibles y de los fertilizantes y una crisis financiera. Ahora tenemos que enfrentar esta situación, que lo único que hace es incentivar a los agricultores para que se pasen a producir otro cultivo, para que haya más gente en la miseria y se eche marcha atrás a los planes de expansión que existen actualmente”, señaló Rigoberto Vega, asesor legal de Laica.
De momento, la última ley de implementación está estancada en el Plenario, pues si bien la próxima semana podría recibir primer debate, el Partido Acción Ciudadana y el Frente Amplio podrían enviarlo durante un mes a la Sala Constitucional a consulta.
El temor de dichas bancadas de oposición es que el proyecto tenga un error de conexidad que a la postre lo haga inconstitucional. Ambas agrupaciones aducen que el título del proyecto es una reforma a un artículo de tres leyes diferentes y no a solo dos de ellos como quedó dictaminado en Comisión de Asuntos Agropecuarios, pues se eliminó el estatuto que habla sobre cuándo un agroquímico es genérico y cuándo es original.
El sector azucarero fue uno de los pocos beneficiados durante 2009 con el primer año del Cafta, al lograr un crecimiento en las exportaciones hacia Estados Unidos del 63%, ya que pasó de comercializar 35 mil toneladas a 57 mil toneladas, revelan datos de la Cámara de Exportadores de Costa Rica.
Esta situación ha llenado de temor a los azucareros, quienes temen que las exportaciones hacia la nación norteamericana se desplomen debido a las reprimendas. La industria estima que la no aprobación de la ley afectaría a 12 mil agricultores y 15 ingenios.
Otros sectores que también se podrían ver afectados son el textil y el de las carnes; sin embargo, hasta el momento no han recibido ninguna notificación de un aumento en los aranceles para venderle a Estados Unidos.


Ver comentarios