“Apostaremos por crear desarrollos mixtos sostenibles”
Esteban Monge/La República
Enviar

Crear comunidades integrales y con interacción, con áreas verdes y entretenimiento, así como oficinas y comercio es la meta de Cuestamoras Urbanismo.

Así lo hará con los dos proyectos en desarrollo, Santa Verde y Oxígeno, que estarán listos para entregar en 2018.
Sobre estos proyectos, así como iniciativas urbanísticas y de trabajo con el Gobierno, Hernán Martínez, CEO de Cuestamoras Urbanismo, conversó con LA REPÚBLICA.

¿A qué apuestan los nuevos proyectos de Cuestamoras?
Los proyectos se basan en un convencimiento de las necesidades urbanísticas de San José y de la Gran Área Metropolitana, puesto que los desarrolladores han impulsado un modelo donde las personas deben vivir largo de su lugar de trabajo y se comunican por medio del auto.
Por suerte lo que yo he detectado es que hay autoridades a nivel nacional y municipal que entendieron que el futuro de la urbanización son desarrollos mixtos y que esa lejanía entre los polos empresariales y residenciales es obsoleto.
Estos desarrollos deben contener áreas verdes y espacios comunitarios.

¿Esos desarrollos serán todos en uso mixto?
Nuestra idea es que todos los proyectos de Cuestamoras se desarrollen así, con base filosófica donde se impulsen comunidades con interacción, orgánicas y sostenibles, con movilidad, áreas verdes y con entretenimiento.

¿Los dos proyectos de Cuestamoras Santa Verde y Oxígeno van en ese camino?
Claro, si te fijas, esos están con diferentes etapas desde entretenimiento y comercial hasta desarrollos urbanísticos. Con espacio para transporte público eficiente como buses o estaciones de trenes.
Oxígeno, aunque en una primera fase es meramente comercial, en futuros años tendrá también la parte residencial.

¿Cómo entiende Cuestamoras la problemática urbana y de transporte?
La ciudad debe trabajar orgánicamente, donde las personas interactúen con sus lugares de trabajo y donde pasan sus ratos de ocio, dejando de lado el automóvil.
Nosotros en Distrito 4 empezamos esa visión con oficinas arriba, comercio abajo, parqueos techados con áreas verdes y la parte residencial al frente.
Por suerte, también hay algunos competidores que han entendido eso, con usos mixtos atractivos; sin embargo, algunos planes reguladores están atrasados y todavía pensando en esa mentalidad de vivir lejos de donde trabajás. Vea Lindora, es una zona con alto potencial, pero hay pocos desarrollos así.

¿Cómo han trabajado con planes reguladores y con proyectos visionarios como Oxígeno?
En Heredia hemos trabajado con personas visionarias. Es que se tiene en un solo lugar densidad, trabajo y residencias, es lo que estamos buscando.
Pareciera que hay una comprensión, gracias a las transformaciones urbanas grandes, de que en Costa Rica debemos empezar a hablar de alianzas público privadas, hay muchas maneras de hacerlas inteligentemente y mil maneras de estructurarlas.

¿Ustedes han trabajado con estas alianzas?
Hemos avanzado bastante, donamos la estación del tren en Heredia, donde se construirá Oxígeno, que además de ser una solución inteligente para la movilidad de las personas, también nos va a traer beneficios a nosotros como el tráfico que llegará al proyecto.

¿Cómo atraer a los empleados para que vivan dentro o cerca de su lugar de trabajo?
Creemos que es una decisión que al final la toma el propio colaborador, es por conveniencia; es obsoleto no vivir cerca de donde trabajas, puesto que los centros se van moviendo cada vez más, mira lo que pasó con Escazú y Santa Ana, las empresas más bien se mueven más y más hacia el oeste.

¿Hacia dónde va Cuestamoras?
Queremos buscar expandirnos fuera de Costa Rica, en desarrollos urbanísticos inteligentes y con ese mismo concepto de uso mixto. Primero sería en Centroamérica, nuestro mercado natural. En el país, queremos construir estos dos proyectos como pioneros en su sector, para luego seguir impulsando estos desarrollos innovadores.



Ver comentarios