Enviar
Propuesta de rescate no será presentada hasta que las pérdidas estén cuantificadas por los interventores
Angustia de inversionistas de Coopemex se dilata
¢3 mil millones destinaría el movimiento cooperativo para el rescate

El tiempo de angustia para los inversionistas de Coopemex se dilatará al menos unas dos semanas más. Los planes de rescate son solo eso, hasta que las pérdidas sean totalmente cuantificadas.

Lo único que se tiene actualmente es la buena voluntad de la Comisión de Responsabilidad Solidaria —compuesta por más de 50 cooperativas—, y un presupuesto cercano a ¢3 mil millones.
Por lo menos, se estima que ese monto podría ayudar a devolver los recursos al 90% de los 27.400 asociados a Coopemex; de acuerdo con las cifras preliminares que se manejaban hasta ayer.
Estos insumos fueron reafirmados tras una reunión que mantuvieron el Consejo Nacional Cooperativo (Conacoop), el Instituto de Fomento Cooperativo (Infocoop) y el Ministro de la Presidencia.
En la cita, se plantearon los tres posibles escenarios, y la buena voluntad de las partes para generar una solución.
Si bien no los comentaron, uno de ellos es que una cantidad no determinada de cooperativas asuma los activos y pasivos de Coopemex; asegurando de esa forma la devolución de recursos a los ahorrantes.
La dificultad planteada es que para evitar la quiebra, la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) propuso que sería necesario que en el plan se contemple la absorción tanto de las operaciones saludables, como las que tienen problemas.
Un segundo escenario sería que este grupo de cooperativas compre activos a Coopemex, para intentar que de esa forma tenga la capacidad para enfrentar sus compromisos.
Incluso, se había planteado la tentativa de solicitar un adelanto del aporte que la banca estatal hace al sector, para inyectar el capital a Coopemex.

De momento, esos planteamientos están detenidos hasta conocer la profundidad del déficit y por eso, no se puede hablar de una fórmula, admitió Rodrigo Arias, ministro de la Presidencia.
A pesar de la tensión, los representantes del movimiento cooperativo asegura
n no desesperarse. Sin adelantar números, confían en que los activos superen los pasivos de la cooperativa intervenida desde el mes anterior.
“Más que una solución a corto plazo, queremos algo real. A final de cuentas, eso es lo que les interesa a los inversionistas”, dijo Edwin Barboza, presidente de Conacoop y de la Comisión de Responsabilidad Solidaria.
La agenda de trabajo dependerá en delante de los resultados que obtengan los interventores; y hasta que no se dé un dictamen oficial por parte de la Sugef, las partes interesadas en buscar una forma para minimizar las pérdidas no podrían sentar una propuesta concreta.
Las autoridades investigan supuestas operaciones financieras anómalas, que afectaron la suficiencia patrimonial de la entidad.

Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios