Analizarán con lupa presupuesto 2013
Enviar
Recortes son anunciados por oposición
Analizarán con lupa presupuesto 2013

Temen que dinero sirva para financiar campaña política del PLN

Aunque todavía no conocen los detalles del plan de gastos del gobierno para 2013, los diputados de oposición anuncian que lo revisarán con lupa, para evitar un despilfarro de dinero.
Esto, porque temen que durante el próximo año, el gobierno gaste más de la cuenta y con ello, trate supuestamente de impulsar al PLN en su campaña política.

La idea de los legisladores es evitar eso, recortando el gasto.
Su objetivo es simple, evitar que las finanzas se sigan deteriorando, pues el déficit fiscal cerró el año pasado en un 4,4% de la producción.
“Claro que hay temor de que se aumente el gasto con fines electorales. En ese sentido, nosotros vamos a ser vigilantes, para evitar que se dé”, expresó Víctor Hernández, subjefe de fracción del PAC.
Durante la discusión del plan de gastos de este año, se protagonizó un estira y encoge entre el Poder Ejecutivo y la oposición similar al que se avecina en las próximas semanas.
Al final, el gobierno de Laura Chinchilla no tuvo otra opción que ceder a las exigencias de los diputados y un domingo, aprobaron el plan de gastos con un recorte de ¢27 mil millones.
En aquella ocasión todos los ministerios sufrieron una reducción de sus gastos, siendo los ministerios de Hacienda (¢9,2 mil millones) y el de Seguridad (¢4,1 mil millones) los más afectados.
Este viernes iniciará un nuevo enfrentamiento entre ambos bandos, cuando el Ministerio de Hacienda entregue a los legisladores el presupuesto anual para el Gobierno.
Aunque aún no se han revelado mayores detalles, lo cierto del caso es que este se financiará en buena parte con más deuda, pues el Estado no tiene los recursos suficientes para sufragar sus operaciones.
Ejemplo de ello es que para este año, al menos cuatro de cada diez colones que gasta generan más deuda interna.
Asimismo, Hacienda había girado una directriz a todos los ministerios para que sus proyectos para 2013, no crecieran más allá de la inflación interanual.
Así las cosas, consultorías, viajes, viáticos, gastos en publicidad y horas extra estarán en la mira de los diputados para ser eliminados.
“Lo que hicimos el año pasado nos sirvió de gran experiencia, pues logramos demostrar que había rubros que no se justificaban. Ahora, vamos a revisar con lupa el presupuesto otra vez”, indicó Luis Fishman, jefe de fracción del PUSC.
La Constitución Política establece que el presupuesto del Gobierno debe ser votado antes del 27 de noviembre. Si no se consiguen los votos necesarios, el Gobierno funciona con el presupuesto del año vigente. El presupuesto se analizará primero en la comisión de hacendarios.
“La directriz fue de un crecimiento austero, por lo que no hay gastos superfluos”, indicó Edgar Ayales, ministro de Hacienda.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios