Amenaza inflación
Arte David Barboza/La República
Enviar

Cómo evitar daño

Amenaza inflación

Gobierno presentará plan económico esta semana

RESUMEN EJECUTIVO

201407272300530.n111.jpg
La inflación monetaria en el próximo semestre crearía oportunidades para inversores, así como empresarios, mientras afectaría a la gente con ingresos fijos.
Los demás indicadores económicos quedarían bastante estables, y tampoco se espera que la inflación sea fuerte.

El gobierno esta semana presentará su plan económico para el resto del año.

Ante la probabilidad de que incremente en los próximos meses la inflación monetaria, hay distintas estrategias viables para cada persona, dependiendo en su situación respectiva.
Para el inversor en colones, una estrategia prudente para el próximo año, sería la de comprar instrumentos financieros a corto plazo.
De esta forma, no incurriría en el riesgo de tener un bono o certificado de depósito, cuyo valor caiga a raíz de un incremento en la inflación.
Por la misma razón, el deudor debería pedir el dinero prestado a un plazo largo y a tasa fija.
En cuanto al empleado, sería cuestión de negociar un contrato de trabajo, que incluye una fórmula de ajuste, de acuerdo con la tasa inflacionaria.
La inflación monetaria se refiere a la creación de dinero y créditos de parte del Banco Central, mayor que el crecimiento en el valor real de los bienes producidos y los servicios prestados por la economía nacional.
No hay certeza de que el Banco incremente la oferta monetaria.
Sin embargo, el Banco en los últimos meses ha realizado menos compras de bonos al público, así que hay bastante crédito disponible en el mercado.
Se trata de 25 emisiones en el primer semestre de este año, en comparación con 34 en el mismo lapso de 2013.
Los montos de las compras han sido parecidos en ambos casos.
Mientras tanto, habría voluntad de parte de un nuevo Gobierno de aceptar un mayor nivel de inflación, dijo Luis Guillermo Solís durante la campaña electoral hace unos meses.
El Banco Central por cierto es independiente del Gobierno.
No obstante, es el Poder Ejecutivo el que propone al presidente del Banco, así como a los directivos, así que tiende a tratarse de personas, que comparten una visión de estrategia económica.
Por un lado, sería tentadora la estrategia de incrementar la cantidad de crédito en el mercado.
Con más dinero disponible que antes, las tasas de interés tienden a bajar, así que resulta atractivo para mucha gente pedir el dinero, para hacer las inversiones productivas.
Sin embargo, existe el riesgo de que la gente utilice la plata barata para incrementar sus compras personales.
Por su parte, las empresas tarde o temprano aumentan los precios, al darse cuenta de que hay mucho dinero en el mercado, que no es respaldado por un incremento en la productividad.
Los bancos hacen lo mismo con los préstamos, de modo que las tasas de interés suban.
En este caso, el país no gana nada, mientras las personas con ingresos fijos —sobre todo empleados y pensionados— cuentan con un poder adquisitivo, que cada mes vale menos.
En cuanto a los demás factores, que afectarían el desempeño económico, parecen ser bastante estables.
La principal cautela tendría que ver con un posible aumento en las tasas de interés, al seguir la creciente demanda para el crédito, que en el primer semestre de este año incrementó en un 16%, en comparación con el 12% en el mismo lapso de 2013.
Sin embargo, los niveles de crédito están más bajos que hace dos años.
El tipo de cambio por su parte podría subir de su nivel actual de 540 al dólar; sin embargo, cualquier ajuste sería modesto.
Es probable que el Gobierno pida colones, para pagar sus cuentas locales.
Por otro lado, podría haber una reducción en la demanda para el colón, de parte de los inversores preocupados por un país, en el cual es difícil iniciar proyectos productivos importantes.
La elección de la Asamblea más fragmentada de la historia moderna de Costa Rica, fue un factor importante, en la caída rápida del valor del colón en el primer trimestre de este año.
En cuanto al valor de la producción nacional, el primer semestre cerró con un incremento del 3,8%, de acuerdo con el estimado del Central.
Se trata de un resultado superior al del mismo periodo del año pasado; no obstante, la diferencia es modesta.
En comercio exterior, los datos se han mantenido estables en los últimos dos años.
El Gobierno esta semana presentará su plan económico para el resto del año.

201407272300530.n11.jpg

Redacción
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios