Enviar
Costa Rica cayó diez puestos en ranking elaborado por el Banco Mundial
Ambiente para hacer negocios pierde fuerza

• País es donde más tiempo toma abrir una empresa en Centroamérica
• Nación ocupa el puesto 25 de Latinoamérica y el Caribe en facilidad para negociar

Israel Aragón
[email protected]  

Atractivos costarricenses para la inversión extranjera, como la mano de obra productiva y debidamente capacitada, un gobierno estable y una relativa seguridad social, son minados cada vez más intensamente por el exceso de trámites, burocracia y una infraestructura deficiente.
El peso de estos obstáculos hizo a Costa Rica caer diez posiciones dentro del índice “Haciendo Negocios”, publicado por el Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional (IFC por sus siglas en inglés).
Este índice evalúa la facilidad para hacer negocios en 178 países alrededor del mundo. Entre las variables que toma en cuenta para calificar a cada nación están el nivel de protección para los inversores extranjeros, el cumplimiento de los contratos, la facilidad para contratar trabajadores y para pagar los impuestos.
No obstante, una de las variables a las que más peso da es la cantidad de trámites y tiempo que toma su realización para determinadas operaciones comerciales, como la apertura de un negocio, el despacho de un contenedor para exportar, el registro de una propiedad o para la obtención de un crédito.
El país ocupa la posición 115 en el ranking mundial, mientras que el año anterior ocupaba el lugar 105. La pérdida de puestos ha sido la constante en los cinco años que tiene la investigación de publicarse, pues empezó en 2003.
En 2005 Costa Rica se encontraba en el puesto 89, pero para la edición publicada en octubre siguiente apareció en el 99. Doce meses después pasó a la 105.
Costa Rica aparece como número 25 dentro del grupo de países latinoamericanos y del Caribe, el cual es presidido por Puerto Rico, seguido de Chile.
El ambiente costarricense para hacer negocios perdió puntos en los apartados de “Apertura de un Negocio”, donde bajó siete posiciones, contrato de trabajadores, registro de propiedades, facilidad para obtener un crédito, manejo de licencias y el pago de impuestos.
El primer lugar, donde es más fácil hacer negocios, corresponde por segundo año consecutivo a Singapur, seguido por Nueva Zelanda, Estados Unidos y Hong Kong.
Costa Rica es el país peor calificado de América Central en la variable de “Apertura de un negocio”, pues es donde más tiempo toma cumplir los requisitos para iniciar una actividad comercial.
Mientras en Panamá las gestiones para lograrlo toman 19 días y en El Salvador 26, en Costa Rica tardan 77, casi el doble de lo que toma en Nicaragua y diez jornadas más que la media latinoamericana.
En promedio en Latinoamérica se requieren diez trámites para abrir un negocio mientras que en el país se necesitan 12.
En cuanto a la contratación de trabajadores, el índice de dificultad para Costa Rica es de 56 puntos; el promedio para Latinoamérica y el Caribe es de 36,9.
Dentro de este mismo apartado, el país aparece calificado como muy inflexible en horarios laborales, pues posee una calificación mayor a la del promedio regional.
En la variable de “Protección de los inversores” y la de “Cumplimiento de contratos”, que mide la facilidad para hacer cumplir los contratos comerciales, el país no presentó ninguna variación.
En lo que sí se superó considerablemente fue en el apartado de “Comercio Transfronterizo”, pues se mejoró el proceso necesario para exportar.
En esta variable Costa Rica pasó del puesto 105 al 54, gracias a que redujo la cantidad de días que tomaba cumplir con los trámites para exportar de 36 a 18.
“Es cierto que los trámites para exportación han mejorado, especialmente gracias a que se integró digitalmente el sistema de control aduanero, que permite enviar las facturas y el formulario de exportación a través de Internet”, afirmó Alberto Soto, gerente de Mercadeo y Exportaciones de Turrones de Costa Rica.
Colombia, Guatemala y Honduras aparecen como los que más y mejores reformas realizaron para mejorar el clima de negocios.
“El informe destaca que la rentabilidad de los recursos propios es mayor en los países que están realizando más reformas”, afirmó Michael Klein, vicepresidente de desarrollo financiero y del sector privado del Banco Mundial, en la página de Internet del informe.
“Los inversores están buscando un potencial en crecimiento, y lo encuentran en las economías que están reformando, sin importar cuál sea su punto de partida”, añadió.



Ver comentarios