Alimentos contra el estrés
Enviar
Alimentos contra el estrés
Ciertas comidas pueden ayudar a sentirse mejor en esos momentos de mayor tensión

Melissa González
[email protected]

La alimentación no está solamente relacionada con una buena salud, sino también con el estado de ánimo.
Se dice que la relación es compleja porque hay una interacción de doble vía, por un lado el estado de ánimo influye en la selección de las comidas, pero también la elección tiene un efecto en este.

Una de las investigaciones que han demostrado estos hechos es la realizada por el Massachussets Institute of Technology (MIT), cuyas conclusiones revelan que existe una asociación clara entre el consumo excesivo de carbohidratos y algunas condiciones en que hay depresión como el síndrome premenstrual y el desorden estacional afectivo (el cual ocurre en el otoño e invierno en países de estaciones marcadas y se asocia a un hambre excesiva y constantes antojos de carbohidratos), comentó la nutricionista Rebeca Hernández.
Otras investigaciones han revelado cómo ciertos cambios dietéticos pueden jugar un papel en el estado emocional, por ejemplo se han identificado alimentos que pueden considerarse como “estresores” y otros más bien como “favorecedores” del estado de ánimo.
Para combatir el estrés se aconseja comer espinacas, ya que se estima que una taza provee un 40% del magnesio diario necesario, que hace que se aminore el efecto del estrés en el cuerpo, según la revista Self en su sitio web.
Otra recomendación que incluye esta revista es consumir naranjas, pues las personas más propensas al virus de la gripe además de pasar más tiempo enfermas se sienten más presionadas, según un estudio de la Universidad Carnegie Mellon.
Recuadro


“Estresores” del estado de ánimo

Azúcar
Altibajos en el estado de ánimo y los niveles de energía pueden estar relacionados con altibajos en los niveles de azúcar. Bajos niveles de azúcar pueden producir fatiga, confusión, irritabilidad y agresión. Muchos alimentos ricos en azúcar pueden levantar el estado de ánimo; sin embargo, este efecto podría ser temporal y venir seguido de bajas. Evite alimentos ricos en azúcar y refinados.

Alcohol
Se ha demostrado que su consumo ocasional puede tener un efecto negativo, aumentos abruptos y frecuentes en los niveles de alcohol en el cerebro, seguidos por periodos de abstinencia pueden provocar inclusive más daño que el consumo continuo en el mismo periodo.

Cafeína
Dependiendo de la cantidad que consuma puede elevar el ánimo o dejarlo totalmente por el suelo. Un exceso de cafeína provoca ansiedad e irritabilidad; especialmente en personas que ya tienen problemas de ansiedad la cafeína puede exacerbar la condición. La mayoría de las investigaciones sugiere que tres tazas de café al día, o el equivalente a seis de té (aportan 300 mg de cafeína por día), no tienen un efecto contradictorio en la mayoría de las personas saludables.

Chocolate
Al igual que con la cafeína, moderación es el secreto para disfrutar del efecto estimulador del chocolate.
El chocolate es la perfecta combinación de azúcar y grasa, para producir cambios en la química cerebral. El azúcar estimula la liberación de serotonina, que lleva a una sensación de bienestar generalizada, asimismo, libera endorfinas, las cuales producen un pico de euforia en el estado de ánimo. La grasa del chocolate favorece su sabor y aroma, estimulando otro químico que controla los antojos por la grasa.

Fuente: Rebeca Hernández, nutricionista


Para mejorar el estado de ánimo

Vitaminas y minerales
Cada vez son más las investigaciones que han comprobado que ciertas deficiencias en vitaminas y minerales pueden estar asociadas a un estado de ánimo negativo, incluyendo ansiedad, depresión e inclusive esquizofrenia. Entre los principales compuestos que se han asociado con depresión están la vitamina B12, el ácido fólico, la vitamina B6, la tiamina (vitamina B1), el selenio, el magnesio y el zinc.

Hierro
Se ha demostrado que aunque se mantengan niveles de hemoglobina adecuados, si la alimentación es deficiente en hierro puede haber deficiencias marginales que ocasionarían el sentimiento de fatiga e irritabilidad.

Hidratación
La deshidratación es una de las principales causas de fatiga e irritabilidad, puede reducir el volumen sanguíneo, disminuyendo el flujo a los órganos, lo cual puede causar aletargamiento.

Fuente: Rebeca Hernández, nutricionista



Edgar Alvarez
Chef ejecutivo del Hotel Ramada Plaza Herradura

A veces una barra de chocolate —ojalá que esté bien chicloso y cuando uno la mastica sentir el maní— me hace sentir bien. Cuando estoy estresado y cansado, lo me gusta es un té bien calientito de frutas, si es de día, una fruta crujiente como una manzana.


Sylvia Carazo
Gerente de Mercadeo de Toys

Por un lado me gusta una fruta que sea jugosa y dulce, por ejemplo la manzana, pero por otro lado si tengo chocolates a mano me gustar comerlos, pero creo que esto es más por un tema de ansiedad cuando tengo muchas cosas que hacer, también recomiendo tomar mucha agua.

Ver comentarios