Enviar
Proyecto libera aves en Puntarenas y Guanacaste
Al rescate de la lapa roja
• Asoprolapa se creó hace más de diez años, con el objetivo de repoblar la Península de Nicoya de lapas rojas
• Hasta el momento se han liberado 64 aves

Sofía Ramírez
[email protected]

Uno de los principales peligros que deben enfrentar las especies silvestres de nuestro país son los cazadores furtivos, quienes desde hace unos 30 años se han encargado de desaparecer, casi en su totalidad, las lapas rojas de la Península de Nicoya.
Ante esta problemática, la Asociación Pro Conservación de la Lapa (Asoprolapa), creada para ese fin, ha logrado liberar ya 64 especímenes en toda la región, y espera hacer lo mismo con otros 30 para 2011. El objetivo es llegar a liberar 200 en toda la región de Bahía Ballena.
El proyecto se ejecuta principalmente en ese sitio, en la Península de Nicoya, en un criadero junto al Hotel Barceló Tambor Beach, en una extensión de aproximadamente 2,5 hectáreas, aunque el rango de distribución se va expandiendo. El lugar incluye el área de reproducción, cría, y cuarentena, además de zonas dedicadas a la educación ambiental y está abierto al público.
El proceso de liberación se realiza cada dos años, periodo en el que se estima que las lapas se encuentran listas para una vida independiente, ya que necesitan llegar a los seis años para estar en etapa reproductiva.
Las aves han sido puestas
en libertad en la zona del hotel Los Delfines, que forma parte de la cadena Barceló, y que actualmente cuenta con una población de 72 lapas rojas libres.
Asoprolapa se creó en 1996 como organización no gub
ernamental, la cual procura asegurar la supervivencia de esa especie en el país, mediante un programa que controla su reproducción en cautiverio.
La primera fase del proyecto se enfocó en la experimentación y el trabajo de campo, cerca de diez años, para establecer el primer grupo de aves rehabilitadas y en condiciones de ser liberadas.
En la segunda etapa se comenzó el trabajo de preservación y enriquecimiento ecológico de la Península de Nicoya, y como parte de este se liberaron las cinco primeras parejas de lapas en febrero de 2007. Esta ave es totalmente monógama y permanece siempre en pareja.
Ver comentarios