Enviar
Ahogar ira en el trabajo duplica riesgo de infarto

Los hombres que suprimen su enojo por tratamiento injusto en el trabajo tienen de dos a cinco veces más probabilidades de sufrir un ataque al corazón o morir de enfermedades cardiacas que aquellos que rápidamente ventilan su frustración, según un estudio sueco.
Los científicos han sospechado durante largo tiempo que la ira o irritación que “hierve bajo la superficie” puede causar reacciones físicas como alta presión sanguínea y dolencias relacionadas.
“No es bueno alejarse y simplemente abandonar el conflicto si uno siente que lo han tratado mal”, dijo Constanze Leineweber, principal investigadora del Instituto de Investigaciones sobre Estrés en la Universidad de Estocolmo. “Uno debe actuar. Es mejor decir que uno se siente tratado injustamente”.
El riesgo de ataque cardiaco y muerte fue el doble entre hombres que informaron guardarse sus sentimientos —que desarrollaban síntomas físicos como dolores de cabeza y estómago— o que se desahogaban una vez que llegaban a su casa, según el estudio. Los investigadores dijeron que al centrarse en los hombres que solían alejarse o dejar pasar las cosas, descubrieron que los riesgos cardiacos se multiplicaban casi por cinco.
Los investigadores no pudieron identificar la mejor manera de responder, ya que obtuvieron similares tasas de complicaciones cardiacas entre los hombres que gritaban, protestaban directamente por la forma en que los habían tratado, hablaban con el ofensor en el momento o enfrentaban el problema después que la situación se había calmado.

Bloomberg
Ver comentarios