Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



MAGAZINE


Agua para cerveza

| Viernes 26 octubre, 2007



ESQUINA EPICUREA
Agua para cerveza

Existe muchísima literatura, estudios y especialistas en materia de vinos y en nuestro país cada vez aparecen más entusiastas y aficionados, sin embargo, en cuanto a materia cervecera la historia es otra y es un tema que atrae cada vez más mi atención; quizás por ser menos frecuente, tiene oportunidades de sorprender aún más al ser la cerveza algo que la gente considera un asunto casual, he ahí el asunto… ¡no lo es!
Poca gente puede hablar sobre los ingredientes de la cerveza con verdadera propiedad comenzando por el agua y ni que hablar del lúpulo (Humus lupulus) o de la cebada malteada y desde luego la levadura.
Todos estos componentes infunden curiosidad, pero el agua es frecuentemente subvalorada y su importancia desconocida y consecuentemente tomada a la ligera.
Empecemos por comentar que la importancia del agua de la cerveza es crucial y solo con constatar que ¡más del 90% de una cerveza está compuesta por agua!
Según los expertos, dos son los elementos más apreciados en el agua deseada para elaborar cerveza, el magnesio y el calcio.
Los dos agregan dureza a la cerveza en a boca, al entrar en contacto con el paladar.
Además de estas propiedades organolépticas, estos minerales juegan un papel importante en el proceso químico que se da durante la elaboración de la cerveza; el calcio por ejemplo ayuda a producir un ácido que crea un balance necesario en los fosfatos alcalinos encontrados en la malta.
El magnesio por otro lado, es esencial para que la levadura lo utilice para producir enzimas necesarias en el proceso de fermentación. Existen diferentes cervezas en el mundo que son elaboradas con el tipo de agua que produce la zona, en estos casos consecuentemente el sabor de las cervezas tendrá una relación con cada tipo de agua. En otros casos en el mundo, el agua deberá ser adquirida a través de los servicios públicos y es necesario eliminar el cloro y otros elementos que hayan sido agregados o propios del agua y que no la hacen apta para ser utilizada directamente en la elaboración de la cerveza.
En Costa Rica la Cervecería Costa Rica es favorecida por contar con manantiales propios (manantiales de Echeverría) que producen un agua perfecta para ser utilizada directamente.
Así que la próxima vez que deguste una cerveza disfrute del agua que contiene, pues tiene la cantidad adecuada y la calidad perfecta… eso nos lleva a repetir una y otra vez… y no aceptar que se le agregue hielo a la cerveza, aparte que no sabemos el origen del agua, ¡diluye una bebida que tiene mucho que decirle al paladar!

¡Buen provecho y hasta la próxima semana!