Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



GLOBAL


Activista de 28 años que demandó a Facebook ganó

Bloomberg | Jueves 04 agosto, 2016

“Es muy probable que el Privacy Shield sea un nuevo fracaso”, dijo Max Schrems. Bloomberg/La República


Un nuevo acuerdo de privacidad de la información entre Estados Unidos y la Unión Europea establecido esta semana podría haber sido motivo de celebración para Max Schrems, de 28 años, cuya exitosa demanda contra Facebook del año pasado llevó a las nuevas reglas que afectan a más de 4 mil compañías.
Schrems opina que la nueva normativa es confusa, que permite que la enorme cantidad de datos que reúnen las compañías tecnológicas estadounidenses siga llegando a manos de los organismos nacionales de seguridad de los Estados Unidos.
“Privacy Shield es el producto de la presión de los Estados Unidos y del sector de tecnología de la información, no de consideraciones razonables ni racionales”, dijo Schrems en una declaración luego de que los legisladores europeos aprobaran el mes pasado las normas, que entraron en vigor el 1° de agosto. “Es muy probable que sea un nuevo fracaso”, agregó.
El centro de la cuestión es la transferencia de datos de Europa a los Estados Unidos. Se trata de todas las búsquedas vía Google, los “Me gusta” de Facebook y las transacciones de comercio electrónico que las compañías usan para refinar sus productos y aumentar la publicidad.
Las reglas que rigen el movimiento de los datos —un pacto de hace 16 años llamado Safe Harbor— nunca habían concitado demasiada atención fuera de los círculos legales. La demanda de Schrems cambió eso al establecer el más alto tribunal de Europa que esas reglas no protegían de forma adecuada el derecho a la privacidad de los ciudadanos europeos
Sin embargo, al ser probable que se vuelva a desafiar las nuevas reglas ante la Justicia, algunas compañías han optado por esperar para adoptarlas y siguen utilizando otros contratos vinculantes. “Estamos evaluando el texto para decidir si nos sumamos”, dijo Facebook en una declaración. Microsoft informó ayer que adoptaría Privacy Shield.
En el marco de un proyecto de investigación, Schrems solicitó a Facebook todos los datos que la compañía había reunido sobre él desde que abrió su cuenta en 2008.
Le asombró descubrir mensajes relacionados con un problema de salud de un amigo que pensaba estaban borrados.
Presentó 22 quejas contra Facebook ante el Comisionado de Protección de la Información en Irlanda, donde Facebook tiene su sede europea, por el uso dado a la información personal de la gente.