Enviar
Actividad financiera y otros servicios empujan producción
Ambos sectores registran las mayores variaciones positivas en el Imae de agosto, un 6,48% y un 5,10%, respectivamente

Víctor Sanabria
[email protected]

En medio de las variaciones interanuales poco alentadoras que ha registrado el Indice Mensual de Actividad Económica (Imae) en lo que va del año, dos sectores encabezan y fortalecen el cambio de dirección de la curva de producción, provocando una línea al alza.
Específicamente se trata de la actividad de otros servicios prestados a empresas y de la enfocada en la intermediación financiera indirecta, las cuales se resisten a reflejar números rojos.
El mayor impacto de ese comportamiento es la desaceleración en la caída del Imae mes a mes hasta agosto. Provocando, al mismo tiempo, menores variaciones interanuales negativas del indicador, de acuerdo con las cifras publicadas por el Banco Central.
Ese contexto es posible además gracias a la baja en el ritmo de desaceleración de la actividad económica experimentada por todas las demás industrias que conforman el indicador, inclusive en las que aún registran tasas negativas.
“Esto confirma la tendencia de un cambio en la estructura económica, donde el resultado ha sido el mayor aporte de los sectores de servicios en el Producto Interno Bruto (PIB), de modo que la producción se está centrando en el concepto de mentefactura, abandonando el modo tradicional de manufactura”, mencionó Carlos Arguedas, economista y profesor de la Universidad Nacional.
El sector de intermediación financiera indirecta mostró una tasa interanual de crecimiento del 6,48% en agosto, mientras que la actividad de servicios prestados a empresas subió en un 5,10% el mismo mes. Por ello se convierten en la punta de lanza de la producción.
La importancia que tiene la actividad de intermediación financiera en la construcción del Imae radica, especialmente, en la relación que tiene con la prestación de créditos, factor vital para incentivar la producción y el empleo. Mientras que el otro sector tiene un aporte significativamente más pequeño, derivado más que todo de la demanda de recurso humano.
“Las actividades de los call centers son muy variadas, pero en nuestro caso, lo que hemos observado a pesar del entorno de la crisis es que la actividad ha ido mejorando, y esperamos que el resto de las empresas del sector puedan seguir creciendo”, señaló Ricardo Esquivel, gerente administrativo de Ace Global.
Lo que permite un mayor crecimiento en estas industrias es que siguen siendo actividades mayormente demandadas inclusive en etapas recesivas, agregó Arguedas.
Debido a su naturaleza, las industrias de servicios se caracterizan por la no transabilidad. Es decir, son menos dependientes de las economías internacionales y, por lo tanto, su comportamiento podría estar más afectado por la evolución de la economía local, la cual tiene un rezago con respecto a lo que está pasando en los países industrializados.
“Actualmente los servicios financieros y los otros servicios prestados a empresas representan cerca del 15% de la producción nacional, monto significativo dentro de esta. Sin embargo, la inflexión y leve recuperación de sectores como industria manufacturera, comercio y hoteles es más importante, ya que juntos representan aproximadamente un 40% del Producto Interno Bruto”, advirtió Gabriela Vargas, analista de Financiera Acobo.
En general, la tasa interanual del Imae se ubicó en un 0,97% en agosto, la menor del año, lo cual es reflejo de la lenta recuperación que se observa desde febrero.
Como respuesta, expertos aseguran que a pesar de esa desaceleración es aventurado afirmar que la economía se encuentra en un proceso de recuperación sostenida, y se inclinan por apoyar la idea de que se trata de signos de estabilización económica.
“El sector servicios es muy importante para la reactivación de la economía. Sin embargo, sin un crecimiento en el sector exportador y en turismo es difícil que podamos hablar de reactivación global”, explicó Allan Rodríguez, socio gerente de E3-Corp, quien agregó que “tendremos que seguir endeudándonos para mantener el tipo de cambio y el sistema cambiario actual en el corto y mediano plazo”.


Ver comentarios