Enviar
Accidente habría acabado con Houston
La artista, quien entra al club de las “princesas tenebrosas”, fue hallada con la cabeza sumergida bajo el agua en la bañera

La cantante Whitney Houston, fallecida el sábado en Los Angeles a los 48 años, fue hallada por su peluquera con la cabeza sumergida bajo el agua en la bañera de su habitación y se especula que pudiera haberse quedado dormida por los efectos de un calmante, informó ayer la página web TMZ.
Según fuentes cercanas a la artista, Houston era consumidora habitual de Xanax, un medicamento que tomaba para controlar la ansiedad antes de acudir a fiestas como a la que tenía pensado asistir esa noche y el viernes había trasnochado y bebido mucho alcohol.
TMZ supone que la combinación de Xanax y los efectos de una borrachera pudieron dejar inconsciente a Houston cuando estaba tomándose un baño.
La causa oficial de la muerte podría tardar en conocerse varias semanas.
El cuerpo sin vida de Houston fue trasladado ayer por la mañana desde el hotel Beverly Hilton, en Beverly Hills, lugar donde murió, hasta la morgue del condado de Los Angeles para comenzar con los trámites de su autopsia.
Las autoridades han descartado, por el momento, que la muerte de Whitney Houston esté relacionada con algún acto delictivo.
La cantante que popularizó el tema “I Will Always Love You” había reservado una suite en el hotel Beverly Hilton porque iba a acudir a la fiesta que había organizado allí el productor musical Clive Davis la noche del sábado, un evento anual que reúne a muchas estrellas de la canción y que se celebra en la víspera de la gala de los Grammy.
El séquito que acompañaba a Houston comenzó a inquietarse cuando se dieron cuenta de que la artista llevaba más de una hora en el baño y tenía que empezar a prepararse para ir al evento.
Su peluquera fue a ver qué le pasaba y se la encontró con la cabeza bajo el agua en la bañera y las piernas fuera, como si se hubiera deslizado.
Alterada, avisó a los guardaespaldas de Houston que la sacaron del agua, trataron de reanimarla y avisaron a los servicios de emergencia sobre las 15.30 de la tarde hora local (23.30 GMT).
Los paramédicos la declararon oficialmente muerta antes de las 16.00 hora local de Los Angeles.
Whitney Houston, la artista femenina que más discos ha vendido en la historia de la música, tenía un pasado de abusos de marihuana y cocaína que ella misma confesó en 2009, una etapa oscura que parecía haber dejado atrás, si bien en 2011 volvió a ingresar en un centro de rehabilitación.

Una nueva “socia”

Voces de oro, vidas peligrosas y muertes prematuras. Billie Holiday, Janis Joplin o Amy Winehouse dan la bienvenida a Whitney Houston en el club imaginario de las princesas tenebrosas.
Su talento descomunal se cruzó con el demonio de las drogas y les llevó al infierno más profundo. No importa cuánto éxito hubieran tenido antes.
Whitney Houston ha vivido cuatro más que la fundadora de este club, Billie Holiday, la voz del dolor, que se apagó el 17 de julio de 1959 en Nueva York después de arrastrar durante años su adicción a los estupefacientes.
Como la mayor parte de las cantantes afroamericanas, Houston tuvo como modelo artístico a Lady Day, de quien interpretó una versión de su “God Bless the Child”, pero no pudo evitar repetir los errores de Billie Holiday y, como la reina del blues, acabó mostrando su degradación al público.
Holiday murió bajo arresto domiciliario, tras haber pasado varios meses en la cárcel por posesión de heroína.
Más de 40 años antes de que Whitney Houston fuera hallada sin vida, el Landmark Motor, sirvió de morada para la última noche de Janis Joplin.
La vida desenfrenada de esta joven estrella terminó el 4 de octubre de 1970 a causa de una sobredosis de heroína, que truncó el espíritu rebelde de uno de los iconos femeninos más poderosos del rock and roll.
Y hace unos meses, Amy Winehouse, el ejemplo más reciente al triste final de Whitney Houston.
La siguiente en la lista era Houston, pero sus fans siempre esperaron que en esta ocasión no se cumplieran los designios y, por una vez, la estrella volviera a brillar. Pero el club de las princesas tenebrosas se ha vuelto a mostrar implacable con sus socias.

Los Angeles (EE.UU.) / EFE

Ver comentarios