A trabajar después de la maternidad
Enviar

A trabajar después de la maternidad

La culpabilidad es uno de los primeros sentimientos que experimentan las madres al dejar a sus hijos para reintegrarse al trabajo

Melissa González
[email protected]  

Muchas profesionales han pasado por uno de los momentos más difíciles: regresar al trabajo luego de tener hijos.
Este proceso puede generar sentimientos como la culpabilidad de “dejarlos” tan pequeños.
A esto se suman pensamientos de perderse importantes momentos en el desarrollo de los menores, que pueden conllevar hasta a la depresión.
¿Cómo lograr que este paso no sea tan difícil? Según la psicóloga Kathia Morales, es algo que las mujeres deben asimilar.
“Hay que prepararse incluso antes de que el bebé nazca y buscar a la persona adecuada para que cuide al niño, una de las mayores angustias; es importante entrenar a la persona y enseñarle la rutina que nos gusta que siga”, expresó.
También se debe tener presente que es un trabajo junto con el esposo, tanto en la carga emocional como a nivel físico.
“Afectan mucho las ideas preconcebidas como “si mi esposo ganara más, no tendría que trabajar, o que soy una mala mamá”, comentó Morales.
Las más apegadas, suspenden su trabajo por más tiempo de la incapacidad, si tienen la posibilidad, siendo esta una buena opción, sin embargo, se puede hacer un balance entre la vida personal y el trabajo.
“Se debe plantear cuándo es conveniente incluso para los niños, porque se pueden volver madres sobreprotectoras, se anulan ellas como personas y los niños se hacen dependientes”, explicó.
El principal consejo que se le puede dar a las mujeres en esta situación: “no deben sentirse mal, es esperado que se sientan incluso algunas veces enojadas”, agregó Morales.
El niño puede tener un buen desarrollo social y emocional aunque la madre no esté todo el tiempo, lo importante es lograr que esté en un ambiente seguro.

Experiencia propia

Situaciones de mujeres que han logrado con éxito realizar un balance en su vida, como madres y profesionales:

“Uno se va tranquilo cuando sabe que tiene un esposo que te apoya y una buena niñera. Es muy valioso tener una buena preparación antes del parto y estar claro de las metas que uno quiere conseguir en la vida, y que muchas son para brindarles mayor bienestar a los hijos. Hay que tratar de hacer un equilibrio entre el trabajo y la familia y nunca perder eso de vista”.
Alejandra Quirós, vicepresidenta de Ulacit.



“El momento más difícil fue disminuir la lactancia, un sentimiento que disfrutábamos juntas. Cuando regresé a mi vida profesional, lo cual hice con mucha alegría pero también sentí que una parte de mí se quedaba en casa, sin embargo consciente de mi rol como madre y profesional, lo emprendí con valentía... era momento de modificar la planeación y establecer una nueva estrategia para que ambas estuviéramos siempre cerca.
Sellene Castro, gerente de mercadeo Universal

 



“Lo más difícil fue la primera vez que mi hija se enfermó; uno tiene el sentimiento de que debe permanecer a su lado en todo momento, creo que la única forma de afrontarlo es confiar en que solo Dios sabe lo que hace y cómo lo hace, y que El tiene el control de las situaciones”
Katherine Carter, gerente de operaciones del Hotel Presidente

 

 

“Lo más difícil ha sido dejar a mis hijas de meses al cuidado de una niñera, pues aunque es de mucha confianza, siempre está el instinto de madre. Sin embargo, he tenido flexibilidad en el trabajo, por lo que no fue tan difícil afrontar la incorporación. En la empresa siempre han sido conscientes del doble rol que desempeñamos de madres y ejecutivas”.
Carol Cordero, gerente de relaciones públicas Corporación CEFA 


Consejos para el regreso

• Realizar un plan apropiado para elegir cuándo regresar al trabajo; hable con otras madres sobre sus experiencias.
• Solicite a su empresa un tiempo para realizar el trabajo de forma temporal medio tiempo.
• Cualquier plan que usted elija para retornar al trabajo, por más meticuloso que sea, no está exento de emociones.
• Una vez de vuelta al trabajo, debe incorporarse lentamente, usted no debe sentir que debe trabajar por el tiempo que estuvo fuera.
• Visite a las personas de su oficina, investigue qué ha pasado y deje saber a los demás que está de vuelta.

Fuente: www.yahoo.com


Ver comentarios