Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



NACIONALES


Super seguridad: Visita de Obama

Luis Fernando Cascante [email protected] | Jueves 25 abril, 2013



Cómo lidiar con cierres de vías, así como suspensión de vuelos

Super seguridad: Visita de Obama

Mandatario estadounidense trae operativo histórico

La visita el próximo viernes de Barack Obama, presidente de Estados Unidos, viene acompañada del más grande operativo en la historia de Costa Rica.
El despliegue de seguridad cambiará la rutina de quienes transiten por calles a utilizar por la caravana, durante la visita, que durará dos días, ya que los retenes y cierres de carretera afectarán su rutina.

Más complicado aún, no es posible predecir cuáles zonas serán afectadas, dado que los movimientos de las flotas presidenciales son secretos del Estado.
Para los josefinos, los bloqueos de las calles y retenes policiales, entre otras medidas de seguridad, probablemente no serían tan problemáticos el sábado, por tratarse de un día no laboral.
Por otro lado, sería prudente para mucha gente, así como las empresas, pensar en alternativas a la opción de ir a trabajar el viernes.
El hecho de que los empleados estatales tengan el viernes libre, aliviará la presión vial ese día.
No obstante, quienes se desplazan para ir a la oficina u otro lugar laboral, enfrentarán el problema de que nadie sabrá —por razones de seguridad—, dónde y cuándo las rutas capitalinas queden cerradas, ni tampoco por cuánto tiempo.
Además, la llegada del Air Force One al aeropuerto Juan Santamaría, provocará la suspensión temporal de vuelos comerciales ese día, así como en la fecha de su salida, programada para el sábado 4 de mayo.
De igual manera que la gente que necesita movilizarse por San José en vehículo en esos días, los pasajeros en avión deben confirmar con las aerolíneas, el hecho de que sus vuelos lleguen y salgan a tiempo.
En lo que a la flota aérea de Obama se refiere, el tamaño de la delegación y nivel de riesgo de la visita no requeriría más que del Air Force One, pues ya varias comitivas han llegado al país para anticipar los detalles requeridos por el mandatario y su cuerpo de seguridad.
El país tendrá el reto de una organización impecable en seguridad, y facilitar el trabajo a una cantidad indeterminada de oficiales del Servicio Secreto.
Los recientes atentados de Boston y la tensión menguante con Corea del Norte hacen que el plan para proteger a Obama esté diseñado para que no exista margen de error.

Luis Fernando Cascante
[email protected]