Se desmoronan los minoritarios
La salida de Carlos Góngora del Movimiento Libertario para arribar al PUSC, es uno de varios casos que han debilitado a los partidos minoritarios. Archivo/La República
Enviar

Movimiento Libertario y PASE con doble reto para próximas elecciones

Se desmoronan los minoritarios

Agrupaciones tradicionales acogen en sus filas a disidentes de grupos más pequeños

Captar los votos necesarios para sumar una cantidad deseable de diputados será tarea difícil para los partidos minoritarios, debido a la mala imagen que les ha generado la salida de importantes figuras de sus filas.

201308212211350.n22.jpg
Con el fin de evitar roces internos en las agrupaciones políticas, algunos dirigentes buscan implementar cambios en códigos de ética y reformar la ideología de sus partidos.
Estas medidas son producto del llamativo éxodo de diputados y militantes del PASE y el Movimiento Libertario hacia las aceras de los partidos tradicionales.
Algunas agrupaciones minoritarias tendrán un doble reto en el próximo proceso electoral.
Ahora, no solo se tratará de luchar contra las fuertes estructuras ya consolidadas de agrupaciones más tradicionales.
También deberán luchar contra la mala imagen que han cosechado de sí mismas, debido a la salida de fuertes figuras y colaboradores por rencillas internas, o porque han buscado un nuevo camino en otros partidos.
La falta de una ideología sólida y una plataforma programática son las principales críticas que reciben estas agrupaciones.
“La formación de estos partidos responde a uniones coyunturales donde el ejercicio mismo del poder es su amalgama; tan pronto la posibilidad de lograr poder se traslada a otros polos de atracción, terminan migrando”, comentó Gustavo Araya, analista político.
A raíz de este problema, algunas agrupaciones han intentado crear mecanismos para evitar la fuga de partidarios.
Tal es el caso de Accesibilidad sin Exclusión (PASE) que estableció un código de ética y moral, el cual será presentado este domingo en la Asamblea del Partido con nuevas reglas sobre la permanencia en el grupo.
Además solicitarán que quienes ya se fueron del partido abandonen sus curules.
En la dirigencia esperan que los próximos diputados no pierdan de perspectiva el hecho de representar a la población discapacitada.
“Yo había presentado 130 proyectos de ley que les dejé para que les dieran continuidad, muchos de ellos a la población con discapacidad y adulto mayor, pero ellos desvirtuaron el camino y se dedicaron a cosas distintas. Esa labor precaria y censurable es la que ha dado como resultado el descrédito de estos diputados”, criticó Óscar López, líder del PASE.
Respecto a las salidas en el caso del PASE, consiguió en las pasadas elecciones, cuatro diputados para representar los intereses de la población discapacitada y los adultos mayores, pero con el tiempo esta meta no se cumplió, según afirmó el propio López.
Hace unas semanas, Víctor Emilio Granados, Rita Chaves y Martín Monestel, diputados de esta fracción anunciaron su adhesión a Johnny Araya, candidato del PLN, lo que significó para los militantes del PASE, una traición al partido.
Mientras tanto, en el Movimiento Libertario cada vez son más los que abandonan sus filas y se cobijan en la bandera del PUSC.
Carlos Góngora, quien llegó al Congreso como un libertario más, anunció su adhesión a la campaña presidencial de Rodolfo Hernández y por ende, su retorno a la acera socialcristiana.
La apatía en el Partido se ha contagiado hacia otras figuras como diputados y hasta a Federico Malavassi, quien fuera el primer candidato presidencial de la agrupación rojiblanca.
Malavassi tan solo hace una semana se alineó con Góngora en la campaña de Hernández.
Por su lado, Patricia Pérez, diputada del Movimiento Libertario ha sido enfática en su desvinculación con los lineamientos del Partido.
“En el Movimiento Libertario solo hay campo para Otto Guevara, si alguien quiere hacer carrera política en el partido debe hacer lo que hizo el compañero Góngora”, declaró Pérez.
Estas salidas son entendibles para José María Villalta, líder del Frente Amplio, quien aseguró que partidos como el Movimiento Libertario “funcionan como un rejuntado donde meten gente de cualquier lado, sin importar sus posiciones y esto genera dificultades para amalgamar una fracción”.

Luis Fernando Cascante
[email protected]

Ver comentarios