¿Liquidez sin préstamos? Intente el factoreo
Es una herramienta de financiamiento a corto plazo, donde las cuentas por cobrar se convierten en efectivo, explica Ana Lucía Córdoba, de Banco Cathay. Esteban Monge/La República
Enviar

Sistema se ha vuelto atractivo para empresarios

¿Liquidez sin préstamos? Intente el factoreo

Se transan más de $220 millones al año con el descuento de facturas

Si usted es empresario, tiene problemas de liquidez por la falta de pago de sus facturas, los días de crédito son muchos, pierde negocios por falta de materia prima, insumos o material de trabajo, el descuento de facturas puede ser una solución.

201308292351030.n44.jpg
El incremento en la educación e información de este instrumento, sus beneficios respecto a la facilidad de obtener liquidez sin necesidad de recurrir a préstamos con garantías de propiedades o vehículos, la personalización de los servicios y menores tasas de descuento al realizar el trámite, hacen del factoreo algo atractivo.
Este mercado para bancos privados y financieras principalmente, en los últimos tres años se ha incrementado de forma vertiginosa con alrededor de 70 mil facturas descontadas el año pasado.
Este aumento se debe principalmente a que la banca y las financieras volvieron su interés hacia las pequeñas y medianas empresas, dándoles un asesoramiento integral en la atención del cliente, sus inversiones, de una forma más personalizada y expedita.
Una de las cosas que mejora este instrumento de fondeo es que quienes lo brindan están siendo muy competitivos en sus tasas de descuento —los empresarios pierden menos por tener más liquidez—, las cuales varían respecto a la cantidad del valor por descontar y en función de la calidad de quien es el pagador de la factura.
La mayoría de las entidades descontadoras —si usted ya es cliente— duran alrededor de 24 a 48 horas en realizar el trámite, si es su primera vez dura en promedio una semana o menos.
Desde ese momento la figura se transforma en un crédito fiduciario y no real -no hipoteca o prenda-, inclusive la entidad se encarga de realizar el tramite de cancelación de la factura.
Con más participantes, mayor cantidad de inversión estatal en carreteras, proyectos como los hidroeléctricos, capacitación, seguridad social, todos esos aspectos que el Estado busca satisfacer por medio de la empresa privada, el factoreo continuará creciendo, ya que el mayor deudor en este mercado son las facturas de Gobierno.
Las pymes son las que más se han beneficiado con este servicio, si vemos los bancos y financieras que más han contribuido al crecimiento de la industria de descuento de facturas (BAC, Desyfin, Lafise, Cathay, Bansol), su objetivo principal son las pequeñas y medianas empresas, en especial porque a ellos les sirve colocar sus excedentes en moneda nacional.
“Con esto el negocio de las empresas puede continuar, no esperar a que le liquiden sus facturas, así no pagará altos costos financieros, es una herramienta de financiamiento a corto plazo, donde las cuentas por cobrar se convierten en efectivo”, indica Ana Lucía Córdoba, directora de negocios de Banco Cathay.
Hay otras soluciones financieras en pro de tener siempre una línea efectiva de fondeo, como son las líneas de crédito empresariales, el leasing, las garantías de participación y cumplimiento para los que realizan licitaciones, cartas de crédito, entre otros.

Fabio Parreaguirre
[email protected]

Ver comentarios