Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Energías renovables

| Lunes 07 julio, 2014


Podemos ser pioneros y líderes mundiales en carbono neutralidad con las energías renovables a la vanguardia


Energías renovables

No existe duda de que la energía es un pilar vital para el desarrollo de un país y si aspiramos a que el desarrollo sea sostenible y coherente con nuestras políticas ambientales, las fuentes de generación deben ser renovables y a su vez con tarifas competitivas.
Costa Rica ha sido ejemplo para la región en cuanto al porcentaje de generación de electricidad con energías renovables, sin embargo, en los últimos años mantener ese porcentaje ha sido una constante lucha y un gran reto. Diferentes factores intervienen en esto: cambio climático, limitaciones que impone la legislación vigente, voluntad de los diferentes actores, entre otros.
El país está llegando a un punto en el que debe tomar decisiones, ya no es posible postergar más la definición de proyectos para la planificación de corto, mediano y largo plazo.
He escuchado en algunos momentos la aseveración de que el país tiene la suficiente cantidad de plantas y proyectos de generación eléctrica y puede dar abasto con la demanda nacional, sin embargo, al decir esto se comete un grave error: hacer la sumatoria de toda la capacidad instalada de generación con que cuenta el país.
Esta sumatoria no es válida pues la disponibilidad que tiene esta capacidad instalada no es constante durante todo el año. La generación eólica depende del viento, que no es el mismo durante todo el año, la generación hídrica a filo de agua depende de la precipitación y caudal en los ríos. Proyectos hídricos como el Arenal o el futuro Reventazón son los que tienen cierta capacidad para almacenar agua, pero no es suficiente para suplir toda la demanda del año.
Se requiere mayor diversificación de la matriz energética, el país ha dado pasos importantes con proyectos de generación fotovoltaicos y eólicos, pero también debe darse importancia al aprovechamiento de la biomasa y residuos (broza de café, rastrojo de piña, cascarilla de arroz, etc.) pues el país tiene mucho potencial. Esta es una opción de energía con disponibilidad anual, esto quiere decir que puede ser almacenada y despachada según la demanda. El ICE ha identificado un potencial de 34 MW, de los cuales se cuenta actualmente con 2,2 MW instalados en proyectos de biogás.
La incorporación e implementación de los sistemas de generación distribuida con la definición de una metodología tarifaria por parte de Aresep, esperamos sea próximamente una realidad. Además ampliar también otras fuentes que son energía firme durante todo el año como lo es la geotermia. También es indispensable considerar la demanda y en esta la eficiencia energética es nuestra mayor aliada.
Como consumidores debemos ser más conscientes del uso que se le da a la electricidad en hogares, empresas y comercio. Realizar auditorías energéticas. Educar a la sociedad, empezando por los niños en las escuelas.
No tiene sentido que nuestro país siga pagando facturas petroleras para ofrecer como medida inmediata generación térmica, que además está aumentando las tarifas, disminuyendo nuestra competitividad, es muy contaminante y contraria a nuestra meta país de CO2 neutralidad.
Podemos llegar a ser pioneros y líderes mundiales en la carbono neutralidad con las energías renovables a la vanguardia, sin embargo, las decisiones que se deben tomar implican, más que investigación, diálogo y voluntad con una visión país por encima de intereses sectoriales.
Ingeniera química, MBA

Ana Lucía Alfaro Murillo
Especialista en energías renovables