Logo La República

Sábado, 23 de octubre de 2021



NACIONALES


El frío no está en Recope

Danny Canales dannycanales.asesor@larepublica.net | Sábado 26 enero, 2013



Apertura de mercado no traería precios bajos en combustibles

El frío no está en Recope

Alto impuesto es la causa de que hidrocarburos sean más caros aquí

La solución para reducir el precio de los combustibles en el mercado local no está en romper el monopolio.
El hecho de que en Costa Rica se vendan más caros los hidrocarburos en comparación con el resto del istmo, se debe al alto impuesto que se cobra y no a la ineficiencia de Recope.
Si en toda la región se les quitaran los tributos a los combustibles, su costo sería semejante en todos los países; eso a pesar de que en el nuestro los precios incluyen el gasto de la convención colectiva de Recope.
El golpe para los consumidores nacionales está en que mientras aquí se carga el diesel con un tributo de ¢125 por litro, en Panamá —el país donde los hidrocarburos son más baratos— se le aplican solo ¢33.

Esta es la principal causa de que a los canaleros les cueste el litro de diesel ¢122 menos que a los costarricenses.
Para un trailero panameño, esa diferencia le representa un ahorro de hasta ¢92 mil al momento de “fulear” su camión, considerando que almacena 760 litros en promedio.
Haciendo el mismo ejercicio pero en Guatemala, la economía que obtiene el transportista allá en relación con el nacional es de ¢66 mil.
Lo que provoca que Costa Rica tenga los impuestos más altos es que la ley que los creó, faculta a Hacienda a actualizar el monto cada tres meses, de acuerdo con el índice de precios al consumidor.
Desde que se aprobó el impuesto —en 2001— a la fecha ha aumentado en un 230%. Eso le permitió a Hacienda recaudar $700 millones el año anterior.
A diferencia de Costa Rica, en el resto de Centroamérica el monto que se cobra como tributo es fijo.
Además en algunos países vecinos el impuesto es flexible, lo que permite a los gobernantes derogarlo cuando el precio internacional del crudo se dispara, para no golpear tan fuerte sus economías.
Uno de los problemas que genera el tener los combustibles más caros del istmo, es que hace al país menos competitivo en comparación con sus vecinos.
Ello porque los derivados del petróleo son materia prima vital en la producción pues se emplean en el transporte, las calderas y la electricidad.
Si la diferencia del precio sigue estirándose, las empresas multinacionales podrían dejar de considerar a Costa Rica como un país interesante para invertir.
Pero también se ven afectados los consumidores nacionales, ya que cada vez pagan más por los productos y servicios.
Para evitar que los combustibles sigan encareciendo al país, una alternativa sería ir migrando de los derivados del petróleo hacia otros carburantes más baratos, como el gas natural.
En el tanto en que Costa Rica migre a productos económicos antes que sus vecinos podrá sacar ventaja competitiva en su producción, aun manteniendo los altos impuestos.

 

Danny Canales
dcanales@larepublica.net





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.