Dinero para pobres se perdió
Los fondos de Desaf se destinan a programas de ayuda social. Una mala aplicación en las multas a patronos morosos con la Caja hizo que se perdieran millones con destino a los más necesitados. Marco Monge/La República
Enviar

Más de ¢1.600 millones casi imposibles de recuperar

Dinero para pobres se perdió

Por más de diez años se cobraron mal las multas a patronos morosos con la Caja

Unos ¢1.600 millones que deberían ir a manos de los pobres se perdieron y es casi imposible recuperarlos.

201306042259160.n22.jpg
Esto por una descoordinación entre el Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf) y la Procuraduría General de la República, en el cobro de las multas a los patronos morosos con la Caja.
Así lo determina un reciente informe de la Contraloría, donde explica que desde 1998, Asignaciones Familiares (Desaf) aplica un plazo de tres años en la prescripción de las multas, cuando debió ser de diez años.
Lo anterior generó pérdidas que todavía están cuantificando en Desaf, para establecer si se puede recuperar alguna parte de esos recursos, aplicando el cobro debido.
La deuda por morosidad patronal que acumula este ente por cobrar es de ¢143 mil millones.
De este monto, ¢78 mil millones corresponden a unos 84 mil patronos morosos que se encuentran inactivos.
La existencia de tantos patronos inactivos dificulta las posibilidades de que el dinero se recupere y llegue a manos de quienes más lo necesitan.
La Desaf obtiene sus fondos del presupuesto nacional, y de un 5% del recargo a las planillas de los patronos públicos y privados.
Una vez cobradas estas rebajas, el dinero se destina al ingreso de las familias de escasos recursos y la ejecución de programas de desarrollo social.
Se estima que en la actualidad existen poco más de 1,2 millones de personas en situaciones de pobreza, por lo que este dinero sería de gran utilidad para miles de familias.
No obstante, en el Gobierno tienen la esperanza de recuperar aunque sea una parte de esos recursos.
En los siguientes dos meses se analizarán los casos que se resolvieron en ese periodo para determinar a cuáles de ellos se les puede revisar y cobrar según el plazo de los diez años, comentó Amparo Pacheco, directora de Desaf.
Las dificultades de esta institución para cobrar estos montos generaron que esta asignación pase a responsabilidad de la Caja, potestad que todavía no se ha transferido.

Luis Fernando Cascante
[email protected]

Ver comentarios