Logo La República

Jueves, 24 de septiembre de 2020



NACIONALES


Desaceleración: Yugo económico

Fabio Parreaguirre [email protected] | Jueves 20 diciembre, 2012

El sector agrícola debe apostar por la innovación para no estancarse en 2013. Marco Monge/La Republica


ANÁLISIS

Costos de producción, la mayor preocupación

Desaceleración: Yugo económico para 2013

Innovación será solución para evadir un estancamiento productivo

Si usted forma parte del sector productivo nacional habrá notado en los últimos años un mayor costo para desarrollar sus actividades comerciales, revise sus facturas pagadas por insumos, vea el incremento en la tasa de interés de su préstamo bancario, en general sus labores no han sido fáciles.
La solución que han buscado en especial el sector agrícola e industrial del país es apostar por innovar en sus productos para no ser víctimas de un estancamiento.

El problema es que no todos los productores tienen el potencial de apostar por la innovación, ya que juegan con dos filos en un cuchillo. Esto podría significar estar a un paso del éxito o ser una situación lapidaria, perdiendo toda inversión en mercados externos más competitivos.
Vemos cómo en los últimos años las tasas de interés en nuestro país se han incrementado, situación que preocupa al sector productivo nacional, ya los especialistas prevén una baja y estabilidad sobre este tema en el próximo año, habrá que ver si es cierto o si nos llevamos una sorpresa como pasó en varias ocasiones en 2012.
Otro detonante que llama la atención y en especial a la industria es el alto costo de la factura eléctrica, lo que hace que este sector se vea perjudicado en su competitividad, considerando que en otros países la energía es el doble de barata que en Costa Rica.
“No podemos pretender competir con otros mercados más avanzados cuando tenemos facturas eléctricas tan elevadas, el país tiene que tomar una decisión en este tema y es prioritario, no solo para el sector exportador, sino para todos los sectores del país”, dijo Mónica Segnini, presidenta de Cadexco.
En cuanto a situaciones prioritarias no se puede dejar de lado el tema de la infraestructura, aunque el Gobierno ha hecho esfuerzos por mejorar este punto débil de nuestro crecimiento económico, todavía nos quedamos rezagados en cuanto a vías terrestres y mejores accesos al país tanto portuarios como en las fronteras.
El 2012 vio esfuerzos en infraestructura, como la modernización de los puestos fronterizos en Peñas Blancas y Paso Canoas, y los avances respecto a la terminal de contenedores en Limón, obra que debería estar lista en 2016.
Pero se necesita ver un Japdeva más competitivo, cuyo plan de inversiones resulte, ya que los tres años que faltan para ver obras nuevas en el Caribe serán duros para quienes necesitan sus insumos del extranjero y sacar los productos a sus mercados meta.
Así las cosas, vemos cómo la economía como un todo se está desacelerando, principalmente la industria, en menor grado los servicios.
Llevamos prácticamente seis meses con el freno aplicado, que probablemente lo sentiremos con más intensidad en 2013.
Es el mismo síntoma que padece Estados Unidos, y como lo que les sucede a ellos es reflejo de nuestra salud económica, es iluso pensar que la economía norteamericana crecerá más de un 3%, estimó el Fondo Monetario Internacional.
Los sectores más golpeados por esta reducción del dinamismo de la economía norteamericana serán principalmente el agrícola que exporta hacia esa zona, y el turismo.
Sin embargo no se puede dejar pasar a quienes han sacado provecho en tiempos de crisis, los empresarios que han logrado posicionar sus productos innovadores en el exterior y el mercado local han visto un crecimiento del 8% en este año y esperan lo mismo de 2013, es el caso de Demasa, y su experiencia con las sopas de palmito.
“Hemos visto una pérdida competitiva como país año tras año, lo cual nos ha obligado a buscar productos de valor agregado muy alto, la innovación será lo que nos mantendrá competitivos”, explicó Diego Soler, gerente internacional de ventas de la división de palmito de Gruma Demasa.
El sector agrícola ve la misma preocupación, para ellos, el año pasado, este y prevén el próximo con escenarios donde los productores pequeños no sobrevivirán, e inclusive medianos y grandes productores deberán reducir los márgenes de ganancia.
Buscar estrategias en los mercados, promociones que se puedan realizar para lograr colocar los productos y tratar de dinamizar, son acciones que deberán realizar en conjunto con el gobierno si lo logran.
Habrá que ver qué datos nos entrega el Banco Central en enero respecto al cierre del producto interno bruto de este 2012, para saber con más certeza si la desaceleración económica será el yugo del próximo año.

Fabio Parreaguirre
[email protected]

 






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.