Color en el corazón urbano
Norman Monge, gerente general del Hotel Park Inn San José, en el área de piscina..GERSON VARGAS/La República
Enviar

125 habitaciones tiene el Hotel Park Inn San José


Color en el corazón urbano

Obras de artistas costarricenses, un cubo verde y deliciosa gastronomía son parte de la oferta del Hotel Park Inn San José

El Hotel Park Inn San José es un punto de color sobre la gris ciudad, que ofrece una atractiva oferta para turistas y nacionales, ya que además del tradicional hospedaje cuenta con varias opciones de entretenimiento.

201303122205430.m11.jpg
El restaurante RBG ofrece comida casual con preparaciones elaboradas. GERSON VARGAS/La República
Una de ellas es su restaurante RBG, que forma parte de una cadena inglesa, y que destaca por ofrecer cocina casual pero con preparaciones elaboradas.
La hamburguesa es su especialidad, pero cuentan con una variedad de platillos, cinco de ellos típicos del país como el RB-frijo, el rice and beans con pollo caribeño y el churrasco encebollado.
Todo para darle un toque costarricense, otro detalle son los portavasos con frases cotidianas como “Pura Vida” que incluye su significado tanto en inglés como en español, iniciativa que se realizó con la colaboración de la firma Arteria.
Para el almuerzo se puede optar por el menú ejecutivo, un bufé que se compone de cinco platillos calientes, una barra de ensaladas y postres, así como refresco natural por ¢6.500.
El menú a la carta incluye tres platillos orgánicos así como opciones para personas celiacas y diabéticas.
RBG cuenta con un salón privado, para quienes quieren disfrutar su cena o almuerzo entre amigos, sin distracciones, no requiere pago extra, solamente reservación previa.
El hotel cuenta con 125 habitaciones dividas en estándar, deluxe, ejecutiva, suites y máster suites. También cuenta con otras siete para personas con capacidades especiales.
Además destaca por incorporar en sus espacios obras de artistas costarricenses, desde pinturas hasta mobiliario, entre ellos destacan Iris Odio, María José Terán, Mauricio Castro y Minor Calderón, que han colocado su arte tanto en las habitaciones como en áreas comunes.
En el Bar Graffitti que está junto a la piscina, se puede apreciar el trabajo del grafitero Minor Calderón “Mushongo”, que fue seleccionado mediante un concurso para determinar quién le ponía color a ese espacio.
Actualmente se está creando un “Cubo Verde” en un lote frente al hotel, propiedad de Instituto Nacional de Aprendizaje, en el que se están invirtiendo más de ¢60 millones. La obra se desarrolla en conjunto con la empresa Hogares de Costa Rica.
Gracias a este donación se reforestarán 10 mil metros cuadrados en césped y se sembrarán árboles autóctonos.
“Es una donación para embellecer la ciudad, es un Cubo Verde que podrán utilizar todos los estudiantes y ejecutivos del INA, como parque”, comentó Norman Monge, gerente general del hotel.
En cuanto a las iniciativas medioambientales, destaca que el hotel desde sus cimientos trabaja bajo los estándares de certificación LEED, por sus siglas en ingles Leadership in Energy and Environmental Design.
Por lo que cuenta con 52 paneles solares que proveen el 50% de la energía del hotel, tratamiento de desechos, centro de acopio, operación inteligente de manejo de aguas negras, entre otras iniciativas.

Melissa González
[email protected]

Ver comentarios