Citi se reenfocará en la banca corporativa
“Citi se concentrará en el negocio de la banca de personas en países donde su tamaño ofrezca una ventaja competitiva”, dijo Michael Corbat, consejero delegado de dicho banco.Bloomberg/La República
Enviar

Entidad anunció salida de la banca de consumo en Costa Rica y diez países más

Citi se reenfocará en la banca corporativa

Banco mantendrá servicios mientras vende su operación

Ofrecer servicios financieros a las empresas será de nuevo el foco del negocio de Citi, entidad que anunció su salida de la banca de personas en Costa Rica y en otros diez países alrededor del mundo.

201410142259540.n222.jpg
Citi negocia con las grandes empresas costarricenses desde hace 45 años, mientras que el negocio de banca de consumo lo inició recién en 2006 con la compra de los bancos Cuscatlán y Uno, en pleno apogeo del crédito a nivel mundial.

La venta de las operaciones incluye a Perú, República Checa, Hungría, Egipto, Japón y Guam, además de toda Centroamérica excepto Honduras, donde ya se había vendido hace unos meses.
Este proceso podría concluir para finales de 2015, pero en la región podría ser antes, si se concreta el negocio con algún banco interesado en acrecentar sus negocios en Centroamérica.
Ya esto sucedió con GE Capital Global Banking, que negoció su participación en el BAC con el colombiano Grupo Aval, y con el banco inglés HSBC, que vendió su operación regional al también colombiano Davivienda.
Si esto se produce, el nuevo propietario mantendría los activos y el personal actual de Citi, por lo que, de momento, se descarta el despido de más de 700 funcionarios.
Otra estrategia incluiría la venta de las carteras crediticias a bancos locales interesados.
En todos los países donde se anunció la salida, Citi mantendrá el negocio de la banca de empresas, en donde cuenta con una amplia experiencia.
En Costa Rica se mantendrán también las operaciones del centro de servicios compartidos, en San Antonio de Belén, cuya inversión es de $35 millones y cuenta con 500 empleados. Dicho centro ofrece servicios de finanzas y contabilidad a 23 países en los que la entidad tiene operaciones.
En todo caso, mientras se produce la venta, todas las oficinas del banco mantendrán sus operaciones con normalidad y seguirán ofreciendo sus servicios a los clientes de consumo, aclaró la oficina de prensa del banco en un comunicado.
La crisis económica mundial y el escaso volumen de utilidades que reportaba la región en comparación con otras operaciones más rentables, hizo que la empresa replanteara su estrategia para enfocarse más en otras naciones.
"Me he comprometido a simplificar nuestra compañía y a dirigir nuestros recursos limitados a los mercados donde podemos generar mayores ganancias a los accionistas", dijo Michael Corbat, consejero delegado de Citigroup.
La decisión, en lugar de provocar temores entre los inversionistas, provocó una reacción positiva.
El anuncio se hizo en Nueva York, justo después de que el banco reportara utilidades por casi $3.500 millones en el tercer trimestre, un 7% más que en el mismo periodo del año anterior.
Los resultados fueron mayores a las previsiones de los analistas y la Bolsa de Nueva York lo premió con un alza de 3,15%.
El año pasado, Citi alcanzó utilidades por ¢5 mil millones.

201410142259540.n22.jpg

 

Rodrigo Díaz
[email protected]
@La_Republica

 


Ver comentarios