Chinchilla reparte responsabilidades
“Mi gobierno decidió poner el pie en el acelerador”, comentó Laura Chinchilla, en relación con el interés de su administración por desarrollar proyectos de infraestructura. Esteban Monge/La República
Enviar

Comparó el MOPT con maquinaria obsoleta y atrofiada

Chinchilla reparte responsabilidades

Rendición de cuentas no convenció a diputados, quienes afirman que algunos temas polémicos apenas se tocaron

Destacando el trabajo de su administración en campos como la seguridad, economía y educación, la presidenta Laura Chinchilla se lamentó por el tema de infraestructura y comparó al MOPT con maquinaria obsoleta y atrofiada.

201305012304290.n44.jpg
Así lo hizo saber en su discurso de rendición de cuentas ante los diputados, que se llevó a cabo en el Plenario de la Asamblea Legislativa e inició casi a las 7 p.m.

El discurso, que tomó alrededor de una hora, no convenció a la mayoría de diputados de oposición, quienes contradicen el avance económico que Chinchilla pregona.
Mientras la Presidenta se adueñaba de la palabra, Luis Gerardo Villanueva, quien tuvo una fuerte discusión el día anterior, mantenía la seriedad y en ocasiones no prestaba mayor atención.
El diputado verdiblanco no fue el único que se mostró disperso durante el discurso. Mientras algunos congresistas hablaban entre sí, otros como Luis Fishman, Víctor Emilio Granados, Rita Chaves y Walter Céspedes, salieron del Plenario.
La Presidenta afirmó que su Gobierno “decidió poner el pie en el acelerador” en el tema de la infraestructura, pero la debilidad de las instituciones públicas no ayudó a mejorar ese aspecto.
Pese a los actos de corrupción de la trocha fronteriza y el fallido proyecto de concesión de la carretera San José- San Ramón, Chinchilla afirmó que este año marcó el inicio y avance de importantes obras para el país.
Además, volvió a hacer énfasis en priorizar las reformas propuestas por la Comisión de Notables, para que se discutan e implementen en el menor tiempo posible.
También resaltó avances en la seguridad ciudadana, los cuales describió como incontestables.
La tasa de homicidios entre 2009 y 2012 bajó un 26% y es el logro de mayor orgullo de la presidenta Chinchilla.
Chinchilla se comprometió a realizar cambios en su voluntad para escuchar y corregir errores, con tal de que no queden dudas de su disposición.
“Si mi exigencia de integridad y transparencia en la función pública se percibe débil o poco efectiva, cambiaremos lo que haya que cambiar hasta que no quede duda de ella”, afirmó Chinchilla.
Entre los logros que la mandataria quiso destacar está el crecimiento del 10% en exportaciones, pese a la difícil situación económica actual.
Además, reiteró su preocupación en el tema del deterioro del diálogo, en donde prevalecen los intereses particulares y las posiciones radicales, dificultando los procesos de negociación.


 Luis Fernando Cascante
[email protected]

 

 


Ver comentarios