A ciegas en fertilización in vitro
Uno de los abogados de familias afectadas por la ausencia de la fertilización in vitro, Hubert May, dijo que la Caja debe ofrecer la técnica ya. Archivo/La República
Enviar

Guía para estructurar atención de pacientes vendría de mexicanos

A ciegas en fertilización in vitro

Faltan plan y dinero para operar la técnica en hospitales nacionales

La ilusión de recibir el tratamiento de fertilización in vitro este año desaparece, por los pocos avances de la Caja para ofrecer el servicio.
Aunque la Caja tuviera en este momento el dinero para abrir un laboratorio, estaría incapacitada para ofrecer el servicio a los asegurados al carecer de un plan para implementar el embarazo asistido.

201401080023080.n44.jpg
Este escenario contradice el mandato de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que ordenó al país a ofrecer el tratamiento.
Para las familias que esperan el servicio, el panorama es de incertidumbre.
No existe un plan por parte de la institución, fechas, ni un cronograma que sugiera la fecha a partir de la cual empezarán a darse citas.
En primera instancia, se trata de unas 40 familias que presentaron un recurso de amparo ante la Sala Constitucional que demandan el tratamiento.
Pero, la cantidad puede aumentar a miles, estiman los abogados que defendieron a las familias en el juicio contra el Estado.
La Caja no puede dar más largas al asunto, asegura Hubert May, abogado que llevó el caso.
En este momento, las familias con recursos acuden a clínicas en Panamá, Colombia y España ante la falta de una solución en el país.
“No es cierto que se necesitan millones de dólares para poner a funcionar el laboratorio. La Caja debe ser consciente de que las personas, al esperar, están perdiendo una ventaja biológica, lo que trae consigo efectos psicológicos y físicos”, resaltó el abogado.
Unos $300 mil es lo que necesitaría la Caja, para iniciar con el laboratorio, estiman los mismos afectados.
En el presupuesto 2014 girado a la institución, no existe ninguna partida destinada a la inversión en fertilización in vitro, debido a que no se puede asignar dinero si no se tienen identificadas las necesidades, reconoció Gustavo Picado, gerente financiero de la Caja.
“No teníamos claridad de cuándo arranca el programa y no podemos comprometer recursos, que no vamos a ejecutar”, indicó Picado, quien dijo que el tema es guiado por la Gerencia Médica.
Este programa depende de la anuencia de especialistas mexicanos, para guiar a las autoridades de la Caja en la creación de la estructura para atender a los pacientes.
Con esas recomendaciones, se haría el diseño de la ruta para implementar la técnica, y establecer el costo tanto en lo que se refiere a infraestructura, como de planilla.
Anteriormente, el pedido se coordinó con Panamá, pero no hubo respuesta por parte de la autoridad de salud para colaborar.
Además, en el ámbito legislativo, los diputados deben establecer una fuente de financiamiento porque solo el inicio requiere $4 millones.
Sin embargo, el hecho de tener las bases no implica que se vaya a poner en marcha, aclaró María Eugenia Villalta, gerente médica de la institución.
La Caja tiene poco más de un año de conocer la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que la obliga a abrir está opción.
El fallo surgió en respuesta a la denuncia de 18 familias contra una resolución de la Sala Constitucional, que cerró la puerta.
Sin embargo, la posición de la Caja es que no existe incumplimiento con la Corte, porque en ningún lado de la sentencia dice que la institución debe financiar el servicio.
El otro argumento es que la entidad está trabajando en un plan; pese a que no se precise el tiempo de ejecución.


María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios