Enviar
Listas se presentan principalmente en Hospital Calderón Guardia, Max Peralta y Vicente de Paúl
130 mil personas esperan estudios radiológicos

• Aunque el cáncer de mama es el primer causante de muerte en mujeres, 22 mil esperan por una mamografía

Yessenia Garita
[email protected]

Rosa Pérez, vecina de Coronado, es una de las tantas mujeres que esperan desde hace seis meses para que se le practique una mamografía en el Hospital Calderón Guardia.
El faltante de radiólogos es la principal causa por la que esta mujer ha tenido que esperar durante tanto tiempo.
Al igual que ella, más de 130 mil personas están en lista de espera por un procedimiento radiológico.
“Mamografías, TAC, ultrasonidos y radiografías son los principales estudios médicos de radiología que urgen a la población costarricense en los hospitales del país”, dijo Rosa Climent, gerente médica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).
La mayor cantidad de listas de espera se presentan en los hospitales Calderón Guardia, Max Peralta de Cartago y San Vicente de Paúl en Heredia.
Más de 75 mil personas requieren un ultrasonido general y 22 mil una mamografía, aunque el cáncer de mama es el primer causante de muerte en mujeres a nivel nacional.
Cada 36 horas fallece una mujer en el país por esta enfermedad.
A algunas mujeres se les efectúo la mamografía; sin embargo, ante el faltante de especialistas, los resultados de ese procedimiento nunca fueron leídos y hoy esperan por un nuevo estudio.
“Muchos técnicos hicieron el estudio, pero luego las lecturas se fueron acumulando. Ahora las mujeres deberán practicarse otra mamografía”, manifestó Climent.
Ante este panorama, la CCSS implementará un programa que pretende disminuir las listas de espera superiores a tres meses en un 88%. El proyecto se iniciará el 15 de enero y se invertirán ¢678 millones.
“En un plazo de seis meses pretendemos efectuar 60 mil procedimientos radiológicos, entre mamografías y ultrasonidos adicionales a los que actualmente se realizan en los centros hospitalarios”, explicó Eduardo Doryan, presidente ejecutivo de la Caja.
Este plan, además de implementarse en el Calderón Guardia, Max Peralta y San Vicente de Paúl, se aplicará en áreas de salud donde, según registros, se presenta una elevada mortalidad de cáncer de mama, entre ellas Coronado, Goicoechea, Moravia, Zapote y Catedral.
“Queremos detectar en forma precoz las lesiones cancerosas con el propósito de ofrecer a las pacientes un tratamiento oportuno e impactar las tasas de mortalidad de este tumor maligno que afecta a tantas mujeres”, indicó Doryan.
En aquellas áreas de salud donde se presenta la mayor incidencia de cáncer de mama, la CCSS abrirá clínicas especializadas, esto con el fin de elevar la detección precoz y el seguimiento de las pacientes con patologías mamarias.
Adicionalmente se incorporarían 23 mamógrafos en hospitales de distintas zonas del país.
Solo en el primer semestre de este año se efectuaron 32.399 mamografías, mientras que en 2007 se realizaron 71.661 procedimientos.
Ver comentarios