Enviar
• Aumento de intereses se vería el próximo año
¢10 billones de deuda pública subirían tasas
• Hacienda pide permiso para colocar deuda en el exterior pero no cuenta con un clima político favorable

Actualmente la deuda pública asciende a ¢10 billones y sin reforma tributaria, el próximo año aumentará ¢3 billones más. Esa necesidad de financiamiento del gobierno presionaría las tasas de interés en colones a subir hasta un 2% más a partir del próximo año, si se mantienen los actuales mecanismos de fondeo.
Por eso el Ministerio de Hacienda pidió a través de un proyecto de ley que se le dé la potestad de emitir $2 mil millones en bonos de deuda en el exterior, para tener una fuente más barata de recursos, aprovechando las tasas de interés bajas internacionales y el grado de inversión recibido por la agencia calificadora de riesgo Moody’s el año pasado.
Actualmente, un 80% de la deuda se capta del mercado nacional, con bonos que pagan un promedio del 8,21% a cuatro años y una presión sobre las tasas es un riesgo real.
“Para 2012, si el Gobierno central no tiene acceso a recursos frescos; tendría que ir a captar al mercado local de manera más fuerte y si ello se combina con una reactivación mayor de la demanda de crédito, es de esperar un aumento en las tasas de interés de al menos el 1% o el 2%” dijo Mario Rivera, gerente general del Banco de Costa Rica
Además, otro de los inconvenientes de que la deuda pública se financie solo internamente es el efecto desplazaminto, conocido como crowding out, “que consiste en una situación en la que la capacidad de inversión de las empresas se reduce debido a la deuda pública ya que al aumentar la deuda y la emisión de títulos públicos, se desplaza la inversión privada”, explicó Juan Carlos Pacheco, viceministro de Inversión y Director de Crédito Público de Hacienda.
Asimismo, la deuda se está haciendo más grande que el mercado y los fondos de pensiones —que son de los mayores inversionistas en bonos de gobierno— no crecen al ritmo tan acelerado que crece la deuda y no pueden comprar todos los bonos en el mercado por temas regulatorios.
En la Asamblea Legislativa, Patricia Pérez, exbanquera y diputada del Movimiento Libertario apoya el proyecto de endeudamiento externo “mientras este no incremente en más de un 40% del Producto Interno Bruto la deuda total”.
En contra están el Partido Acción Ciudadana y Luis Fishman, diputado de la Unidad Social Cristiana, quien preside la Comisión de Asuntos Hacendarios, la cual debe ser la que aprueba el proyecto.
Las preocupaciones de Fishman y del PAC merecen consideración ya que el primero se opone a que se contrate más deuda sin hacer un diagnóstico del uso de los recursos sobre todo por parte de instituciones autónomas.
“No vale la pena empezar a hacer experimentaciones de ningún tipo en este momento”, dijo Fishman.
Además se consideran los efectos negativos que $2 mil millones podrían generar en el tipo de cambio y en la inflación cuando el Banco Central tenga que recoger liquidez de la economía.
“El costo que se paga es doble, no solo es la tasa de interés sino también la inflación”, dijo Gustavo Arias, diputado del PAC.
Tras lo anterior se concluye que mientras algunos economistas como Juan Manuel Tirado de GWM Group insisten en que Hacienda debe aprovechar las tasas y su clasificación internacional, porque si esto no se logra “emitir más deuda local encarecería la emisión por los rendimientos esperados en el mercado interno”, los legisladores no apoyarán el proyecto de endeudamiento exterior.
Es importante que el inversionista tome en cuenta que aunque no es imposible saber exactamente en qué momento ni en qué magnitud podrían aumentar las tasas en colones sí hay señales que monitorear.
“Si se toma en cuenta la combinación de (déficit fiscal y mayor inflación esperada) y que el Banco Central ha dado señales confusas al mercado sobre el manejo de las tasas de interés. Se suman elementos que incrementan el riesgo de que haya aumentos”, dijo Marvin Sánchez gerente general de Popular Valores.



Carolina Acuña
[email protected]

Ver comentarios