Enviar
Ley que grava con ¢80 los servicios telefónicos fijos y celulares quedó aprobada ayer
Impuesto a telefonía quedó en firme

Carlos Jesús Mora
cmorah@larepublica.net

Las sesiones extraordinarias de las últimas mañanas en el Congreso han resultado más provechosas que las ordinarias de las tardes.
Ayer los legisladores aprobaron tres nuevos proyectos de ley que hacían fila en el archivo.
En la sesión extraordinaria quedó aprobado en segundo debate el proyecto de ley que grava con ¢80 la telefonía fija y celular del país, cuya finalidad es financiar a la Cruz Roja Costarricense.
Actualmente se cuenta con más de 2 millones de líneas telefónicas adscritas a la telefonía nacional, por lo que se proyecta una recaudación de ¢1.939 millones anuales.
Se pretende que el costo administrativo por la recaudación no sea mayor al 2%. De esta manera los ingresos netos mensuales proyectados serán de ¢158 millones.
Entretanto, otros dos proyectos lograron recibir su primer debate.
La Ley para el Fortalecimiento del Desarrollo de la Industria Turística contó con el respaldo unánime de todas las fracciones en el Congreso.
El plan busca sustituir el impuesto del 3% que se cobra actualmente al hospedaje por el cobro de un tributo de entrada de $15 al territorio nacional, vía aérea, el cual, será cargado en los tiquetes emitidos en el exterior.
Los ingresos que se obtengan provenientes de ese nuevo impuesto se utilizarán en la promoción y el mercadeo del país como destino turístico.
“Esta iniciativa representa una oportunidad para que el Instituto Costarricense de Turismo reciba recursos frescos que permitirán promocionar a nuestro país como destino turístico en mercados inexplorados y los que ya existen; además, incentivará el turismo nacional, ya que se eliminará el impuesto que se cobra actualmente en el hospedaje”, aseguró Ana Helena Chacón, diputada proponente de la iniciativa.
Por último, los legisladores aprobaron también en primer debate la ley que autoriza al Banco Hipotecario de la Vivienda a condonar las deudas hipotecarias correspondientes a los fideicomisos que en su momento asumieron 2.100 familias con las extintas Viviendacoop, CooVivienda y Mutual Guanacaste y que corresponden a grupos que viven una situación de extrema pobreza.
Ver comentarios