Arturo Jofré

Arturo Jofré

Enviar
Viernes 11 Julio, 2008

El asesinato de un presidente

Arturo Jofré

Eduardo Frei Montalva fue presidente de Chile en una época turbulenta. Era un político con un liderazgo innato, muy joven se apartó de la derecha para crear la Democracia Cristiana, que lo llevó a la presidencia del país en 1964. Frei y su partido se centraron en la juventud y en la mujer, fue histórica la marcha de los jóvenes de un extremo a otro del país, con canciones que inundaron el alma y la esperanza nacional. Los pueblos siempre buscan símbolos, aunque después el tiempo los vuelva a la cruda realidad. Así ha sido y así será.
Frei fue uno de los precursores de la democracia cristiana de América Latina y estaba en una posición de centro, que en el Chile de entonces era la más complicada de las posiciones, ya que el país se había atrincherado entre la izquierda y la derecha, con poco espacio para soluciones intermedias. Había recibido el gobierno de un hombre de derecha, Jorge Alessandri, y se lo tuvo que entregar a un hombre de izquierda, Salvador Allende.


Frei hizo cosas importantes, pero ya era tarde, las circunstancias políticas iban dirigidas a un enfrentamiento imparable entre la derecha y la izquierda. A Frei le correspondió al final de su gobierno enfrentar el primer levantamiento militar y tuvo que enfrentar la crisis que se produjo cuando un grupo de derecha asesinó al general en jefe del ejército, ante la negativa de este de dirigir un golpe militar. Es decir, lo que iba a ser el destino de Allende ya se estaba escribiendo. Pero nadie habría imaginado que ese también sería el destino de Frei.
“Hemos conocido una palabra dura, fuerte: lo mataron. Esa es la verdad” dijo hace dos días su hijo, el senador Eduardo Frei Ruiz Tagle, quien también ocupó la presidencia del país. “La información conocida nos produce un verdadero escalofrío… todos los antecedentes que se van entregando indican que el ex presidente fue asesinado” indica la presidenta de la Democracia Cristiana y precandidata a la presidencia de Chile Soledad Alvear.
Carmen Frei, hija del presidente, sospechaba esto desde el año 2000, en que tuvo información de que agentes de la temida dirección de inteligencia de la dictadura lo habían asesinado. Aprovechando una intervención quirúrgica, se le habría envenenado con pequeñas dosis de gas mostaza para que no se notara en la autopsia. La perito, una médica muy calificada, ha planteado que hubo intervención de terceros en la muerte. En fin, las investigaciones han sido extremadamente lentas y aún no concluyen, pero a pocos les quedan dudas que algo ya no huele bien.
Frei Montalva pensó que el golpe de estado sería de breve duración y que se llamaría a elecciones a corto plazo, donde él era un aspirante natural. Entonces empezó a criticar a la dictadura y el resto es historia. Así son las dictaduras en todos los lugares y en todos los tiempos. El lema central que usó Frei Montalva para llegar a la presidencia fue “la verdad tiene su hora”, todo hace pensar que después de 26 años esa hora ya llegó.