UCR debe salir de su burbuja
“Para este año la UCR tiene una serie de proyectos con los cuales se acercará más a las comunidades”, dijo Henning Jensen, rector de la Universidad de Costa Rica. Gerson Vargas/La República
Enviar

Rector reconoce pasividad

UCR debe salir de su burbuja

Comunidades resienten abandono de los Ebais y falta de mayor presencia en asuntos de interés nacional

La historia de la Universidad de Costa Rica está marcada por un gran protagonismo en las luchas sociales.
En los últimos años, fue la abanderada en el combate al llamado combo ICE, la oposición al TLC con Estados Unidos y las luchas ambientales.
Pero recientemente su protagonismo se ha disipado.
Se le reconoce su gran labor en investigación, pero muchos la perciben distante.
Henning Jensen, rector de la Universidad más grande e importante del país, reconoce que la actitud actual es de pasividad.
En cuanto al tema de los Ebais de Montes de Oca, Curridabat y La Unión, asegura que la Universidad dejará de administrarlos porque la Caja les cambió las reglas del juego.


¿Por qué cree que existe esa percepción de una Universidad más distante?
No tengo las razones, pero puedo conjeturar.
Pienso en varios fenómenos que pueden estar provocando esta percepción: los últimos acontecimientos en torno a los Ebais, las comunidades piensan que las hemos abandonado, pero no es así. Los proyectos de acción social e investigación continuarán.
La otra situación es que la Universidad no está tan presente como antes en asuntos de interés nacional, sobre esto hemos recibido la propia crítica interna.

¿Entonces no falla la gente en su percepción?
La sociedad es ahora más grande y más compleja.
Cuando la UCR cumplió 25 años, la población no llegaba al millón, ahora somos casi 5 millones.
Eso hace que se perciba menos la contribución de la Universidad, pero hemos crecido sustancialmente en el número de personas dedicadas a la investigación, acción social, proyectos y publicaciones.
Tenemos proyectos en todos los cantones y de todo tipo: ambientales, de desarrollo rural, investigación sísmica y mucho más, pero no se percibe lo suficiente.
Además hay una brigada de intervención en desastres que es ejemplar para muchos países del mundo.

¿Qué falta entonces?
Presencia en asuntos de gran interés nacional, reconozco que la presencia se ha visto disminuida, aunque no ausente.
Tenemos una comisión interdisciplinaria que ha realizado debates y seminarios sobre seguridad social, desarrollo energético y violencia.
De esto incluso han salido propuestas de legislación nacional.
Recientemente, la rectoría tomó la iniciativa de promover la negociación legislativa sobre la Ley de Investigaciones Biomédicas.
Hay iniciativas importantes que no trascienden en su momento a la opinión pública, por eso es necesario hacer un mayor esfuerzo para incidir sobre temas de importancia.

¿Cuáles son esos temas?
Seguridad social y la atención en materia de salud. La Universidad propone el desarrollo de un modelo preventivo de medicina social, que ha de constituirse en ejemplo para toda América Latina.

Es paradójico, ¿plantear un modelo de salud y dejar los Ebais?
Sí, estamos en una fase difícil con los Ebais, porque tenemos un déficit tan grande que afecta la integridad presupuestaria de la institución.
La UCR no puede impulsar proyectos de medicina social sin el apoyo del Seguro Social y las comunidades, porque no estamos facultados legalmente para brindar servicios de salud.
Nosotros quisimos mantener un proyecto en cooperación con la Caja, pero esa institución incumplió. Dejó de vernos como socios, para tomarnos solo como proveedores de servicios.
Esto cambió sustancialmente el modelo que queríamos impulsar en el país.

Cuando usted asumió el cargo, dijo que el reto de la Universidad es formar profesionales que modifiquen la sociedad en un colectivo menos exclusivo, pero, por ejemplo, no se han pronunciado sobre las uniones de personas del mismo sexo.
Todavía no nos hemos pronunciado sobre este tema específico, pero la Universidad es una institución libre de cualquier tipo de discriminación y la Rectoría formará una comisión que garantice el respeto a la diversidad de todo tipo.
Nos hemos referido a otros temas como los alimentos transgénicos o problemas ambientales.
La ciudadanía debe esperar que la UCR se pronuncie sobre todos los problemas de interés nacional, pero eso también toma tiempo y requiere procesos de reflexión.
En este momento, el tema más importante y que debe ser de discusión general, es el modelo de salud que requerimos para el futuro, por eso la Universidad está organizando un foro que se realizará próximamente.
Este podría ser el inicio de un nuevo despertar de esta importante institución.

Ana Cecilia Cruz
[email protected]

 

Ver comentarios