Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Toro embistió en Mónaco

Redacción La República [email protected] | Lunes 30 mayo, 2011



Toro embistió en Mónaco
Sebastian Vettel logró su quinta victoria en la temporada y primera en este circuito

Una carrera limpia, una estrategia arriesgada y una gran dosis de confianza en el equipo. De esta forma se puede entender el triunfo de Sebastián Vettel (Red-Bull Racing-Renault), quien jugó con la estrategia y tuvo a sus seguidores al borde de sus asientos durante los últimos 15 giros.
El GP de Mónaco es una competencia sumamente difícil, en la cual los rebases son difíciles al tener carriles angostos y rectas poco bondadosas para las velocidades vertiginosas.
Así las cosas, Vettel asestó el primer golpe al ganar el primer lugar de la clasificación, seguido por Jenson Button, Mark Webber y Fernando Alonso. Lo interesante de este grupo es que todos aplicaron estrategias de carreras distintas entre sí, y determinantes en el resultado de la carrera.
La salida tuvo pocos incidentes, y entre ellos la caída de Webber a causa de Alonso. El grupo de los tres primeros se mantuvo constante, con una diferencia bastante amplia a favor del piloto del Toro Rojo que se estiraba y encogía en los ocho segundos.
Poco antes de llegar a la vigésima vuelta, la estrategia salió a escena. Vettel salió a boxes, acción que secundaron Alonso y Button. Este último hizo un tiempo impresionante de nueve segundos, que le sirvió incluso para ajustar neumáticos y salir como líder.
Esta táctica permitió a Button marcar el tiempo de carrera por más de 20 vueltas, logrando una diferencia superior a los diez segundos por encima del segundo lugar.
Precisamente, ya sobre las 40 vueltas los pilotos buscaron de nuevo la salida a “pits”. Button salió y realizó un buen trabajo, Alonso la retrasó un poco más… y la sorpresa fue que Vettel no tenía en sus planes salir para renovar neumáticos.
Alonso, aguantó en pista y realizó su segunda salida casi que coincidiendo que con la última de Button. Vettel seguía en pista, liderando pero con un desgaste notorio en sus neumáticos.
El asturiano de Ferrari acortaba la distancia en las únicas dos rectas de este trazado, pero al llegar a las curvas —que había que tomar hasta en segunda velocidad— el dominio del carril interno limitaba todo intento.
La presión varió y Alonso intentó presionar precisamente la frenada de las curvas, para obligar a Vettel a degradar los neumáticos hasta el punto que le pudieran llevar a cometer un error. Button estaba tercero, y poseía mejores condiciones de los tres.
Se corría la vuelta 72 cuando en la parte baja, Vitaly Petrov sufrió un accidente severo, que ameritó su traslado al hospital. La carrera se detuvo en absoluto para limpiar los escombros que quedaron en la pista.
De esa forma y tras 55 vueltas de rodar con los mismos neumáticos, Vettel aprovechó para cambiar llantas y terminar la carrera con tranquilidad, conteniendo las ansias de un Alonso que debió conformarse con un segundo puesto y Button con un tercero. Les siguieron Mark Webber y Kamui Kobayashi.

Daniel Chacón*
Para La República