Enviar
Títulos de Gobierno ganan atractivo

• Cambio de perspectiva en la calificación de riesgo conlleva ganancias para compradores de valores costarricenses

Israel Aragón
[email protected]


El cambio en la perspectiva de calificación que la empresa analista de riesgo Standard and Poor’s dio a Costa Rica, repercutiría en un aumento de los ingresos para quienes hayan invertido en títulos del gobierno, e incrementará la posibilidad de pago por parte del Estado para los títulos que venzan en el corto plazo.
El cambio se debe a la nueva calificación que se le dio a Costa Rica al pasar de “estable” a “positiva”, conservando siempre la calificación de “BB”, otorgada a los países mejor preparados dentro del grupo de economías con un considerable carácter especulativo.
La variante significa que aunque el país tiene una relativa vulnerabilidad para cumplir con sus compromisos como emisor de títulos en el corto plazo, su tendencia está encaminada a mejorar esta situación.
Cada calificación tiene dos perspectivas, una indica que es más probable que el país mejore su capacidad para cumplir con el pago que debe a sus inversores (positiva), mientras que la otra señala cuán probable es que esta capacidad desmejore (estable).
“La calificación en esencia es la misma, pero el cambio en la perspectiva significa que las personas físicas que tienen esos títulos de Costa Rica ganarán más si los venden ahora, y aún más si esperan al vencimiento”, dijo Danilo Montero, gerente general de Interbolsa.
Además del beneficio para los inversionistas, el país se ve favorecido al incrementarse el atractivo de sus títulos en el mercado extranjero.
“Los títulos costarricenses adquieren un nuevo atractivo por la recalificación, pues esto genera que ganen valor. Es como si un lote ganara plusvalía porque realizan una construcción cercana que le dará valor agregado”, afirmó el especialista.
El otro gran beneficiado es “el Ministerio de Hacienda, pues cuando salga a colocar sus títulos al extranjero, esa es la calificación que verán los inversionistas”, agregó Montero.
La mejora en la perspectiva de la calificación crediticia del país se debe principalmente a una mejora en la política fiscal y una tasa de crecimiento elevada del Producto Interno Bruto (PIB), pues al incrementar el gobierno su recaudación reduce sus niveles de endeudamiento en proporción al PIB, consideró Andrés Víquez, gerente del puesto de bolsa de Grupo Aldesa.
No obstante, Víquez señaló la necesidad de ampliar la base tributaria a través de una reforma fiscal así como la capitalización del Banco Central.
“En la medida en que logremos continuar en la senda positiva, la escala siguiente (en la calificación) ubicaría al país entre las emisiones que tienen grado de inversión, algo de mucha importancia porque podríamos tener acceso a mercados financieros internacionales con tasas bajas y condiciones más beneficiosas”, puntualizó el funcionario.

Ver comentarios