Foto 1
Enviar

Super Bowl impulsa acciones al alza

El Super Bowl, partido del campeonato profesional de fútbol americano que se jugó ayer en Nueva Orleans, es el evento televisivo con más audiencia del país, ya que atrae a más de 111 millones de televidentes. Por lo que las empresas buscan aumentar sus ventas en Estados Unidos poniendo en el aire sus comerciales en esa actividad.
SodaStream marca competidora de Coca Cola y Pepsi se encamina a su mayor alza en siete meses, y pautó por primera vez en este masivo espectáculo. Las acciones registraron un alza del 13% en enero después de caer 0,3%$ a $50,53 en Nueva York.
Esta empresa israelí se sumará a compañías que pagan a la televisora CBS un promedio de $3,75 millones por un spot de 30 segundos en el Super Bowl, informó la firma de investigación Kantar Media de WPP Group.
“El anuncio del Super Bowl debería dar a los minoristas un motivo para acumular inventario de máquinas SodaStream en febrero, que suele ser un mes lento”, señaló Jim Chartier, analista de Monness Crespi Hardt que recomienda comprar las acciones.
“Una asignación de $4 millones para el Super Bowl puede parecer mucho, pero vienen de una campaña televisiva muy exitosa en el otoño y esta es una oportunidad para aprovechar ese antecedente”.
En su primer incursión en este tipo de anuncios la CBS rechazó un primer comercial de SodaStream ya que contrastaba sus productos con camiones llenos de botellas de gaseosas de Coca-Cola y Pepsi los dos mayores fabricantes de bebidas que también compraron comerciales durante el partido, por lo que tuvo que sustituirlo por un anuncio antiguo.
A pesar de los contratiempos SodaStream busca aumentar su cuota de mercado en Estados Unidos, que era del 33% al 30 de setiembre. El fabricante de máquinas para elaborar bebidas sin alcohol en casa, que apuntó sus campañas de comercialización a la industria de las bebidas embotelladas, el año pasado gastó unos $40 millones en publicidad y promociones en ese país, según Monness Crespi Hardt.
SodaStream, con sede central en Airport City, Israel, ha intentado atraer clientes con el argumento de que comprar bebidas embotelladas colma la capacidad de los depósitos de residuos y es malo para el medio ambiente. El máximo responsable ejecutivo de SodaStream Daniel Birnbaum dijo en noviembre que la compañía esperaba gastar alrededor del 16% de las ventas, o un estimado de US$72,4 millones, en publicidad y promociones en 2012.


Leon Lazaroff/Bloomberg News
 

Ver comentarios