Sin cables más rentable
Enviar
Sin cables más rentable

Se estima que las computadoras portátiles pueden economizar hasta un 30% en gastos

Melissa González
[email protected]  

Tal vez la posibilidad de migrar a computadoras portátiles sea una buena opción para su empresa, ya que según estudios dados a conocer por Toshiba, se puede ahorrar al menos un 30% en gastos relacionados con el espacio físico, consumo energético, iluminación y costos de mantenimiento.
Como consecuencia, se vuelve más atractivo el uso de una red inalámbrica, lo que además puede influir en la productividad de sus empleados por la posibilidad de trabajar desde cualquier punto, incluso desde el hogar.
“La productividad del individuo está estrechamente ligada a su poder de movilidad, de ahí la gran demanda generada durante los últimos años por las computadoras portátiles. Al haber un mayor número de usuarios con laptops y al popularizarse la instalación de redes inalámbricas en nuestros países, la preferencia por periféricos libres de cables tiende a aumentar”, comentó Isaac Robles, gerente de territorio de Toshiba para Centroamérica en un comunicado.
El estudio donde se plantea el porcentaje del ahorro, fue realizado por una empresa para analizar la opción que más le convenía, si colocar equipos portátiles o de escritorio.
“Lo que se hizo fue una evaluación del espacio físico, la iluminación, el gasto de Internet, entre otros”, expresó Sócrates Huesca, gerente de Producto de Notebooks y Proyectores de Toshiba para México y América Latina.
“El tema del ahorro en equipos portátiles en cuanto a consumo de energía es mínimo, ya que requiere menos poder para funcionar; lo que más genera calor es el monitor, un laptop al tener pantalla LCD no consume tanta energía”, expresó Manfred Pérez, gerente general de Metodus.
En cuanto a los precios, Huesca considera que las Laptop se acercan cada vez más a las computadoras de escritorio.


Consideraciones inalámbricas

“La velocidad de transmisión de una red inalámbrica es del 50% de una red cableada, pues esta se ve afectada por factores externos”, comentó Christian Vargas, gerente de Procom Technology Group.
“La red inalámbrica es más lenta ante la transmisión de archivos pesados. Es menos conveniente si va a usar VoIP (voz sobre IP), videoconferencias, o cualquier requerimiento de alto consumo de anchos de banda”, agregó Manfred Pérez, gerente general de Metodus.
Si está pensando en cambiarse a una red inalámbrica, evalúe:
- Realizar pruebas de cobertura de señal para tener claro el número de Puntos de Acceso (Access Points) para garantizar un servicio estable.
- Definir el perfil de los usuarios para asegurarse si la conectividad inalámbrica es la adecuada para sus necesidades.
- Invertir en que todos los equipos sean de la misma marca para poder explotar las funcionalidades del fabricante, tanto los puntos de acceso, como adaptadores de red de los equipos de cómputo de los colaboradores.
- Configurar los equipos para que tengan activa la seguridad y poder restringir el acceso a la red a los usuarios registrados únicamente.

Fuente: Christian Vargas, gerente de Procom Technology Group

Ver comentarios