Se vienen cambios
La selección nacional hizo su último entrenamiento en Portland y por la tarde se trasladó a Utah, donde se medirá a Belice. www.fedefutbol.com/La República
Enviar

Se vienen cambios

La selección dejó Portland y ahora está en Utah, donde enfrentará a Belice

La felicidad por la victoria, por haber marcado tres goles y por seguir con el marco en cero, quedó atrás para la selección nacional, que ayer, tras un leve entrenamiento en la mañana, partió a Utah, donde el sábado jugará el segundo juego de la Copa Oro, ante Belice.
El grupo está en perfectas condiciones, no hay lesionados, pero como lo adelantó desde que estaba en Costa Rica Jorge Luis Pinto, para cada juego tendrá variantes y en esta oportunidad serían unas cinco.

201307102306010.a11.jpg
En la portería no se vislumbran cambios, donde el puesto es de Patrick Pemberton; tampoco en la delantera donde la dupla Álvaro Saborío y Jairo Arrieta cuenta con la confianza del estratega colombiano.
Pero sí en la defensa, donde Junior Díaz, Carlos Johnson y Giancarlo González jugarían en lugar de Juan Diego Madrigal, Roy Miller y Christoper Meneses. Solo permanecerá en su puesto Michael Umaña.
Entre los volantes estarán los otros cambios, a saber Celso Borge y Kenny Cunningham saldrán desde el primer minuto por Michael Barrantes y Osvaldo Rodríguez. También Ariel Rodríguez puede entrar por Yeltsin Tejeda.
Durante la última práctica en la ciudad de Portland, los dirigidos por Jorge Luis Pinto empezaron a trabajar en la idea de juego que se desarrollará ante Belice.
“En el primer tiempo creo que los cubanos nos agarraron de contragolpe y mal parados, pero corregimos las cosas para la segunda parte. Ya hablamos con el profe y vamos a ver el video para no volver a cometer esos errores”, dijo Yeltsin Tejeda en www.fedefutbol.com.
Por su parte, Juan Diego Madrigal comentó que el encuentro ante los cubanos para él y varios de sus compañeros era una prueba que enfrentar, al estar iniciando con la Tricolor, pero a su vez aseguró que la experiencia poco a poco la irán adquiriendo, por lo que la historia será diferente el próximo sábado.
Ambos seleccionados coincidieron en que los rivales débiles desaparecieron, por lo que la goleada que le propinó Estados Unidos a Belice no puede ser una referencia para decir que el juego del sábado será fácil.
“Nadie es débil y ya lo vimos, sabíamos que teníamos que jugar con mucho compromiso y respeto al rival porque ellos son equipos que saben hacer bien las cosas, equipos que han venido subiendo, por eso estamos seguros de que Belice nos hará partido duro, vendrán con las ganas de querer ganar para mantenerse en la lucha por un puesto en la siguiente ronda”, dijo Tejeda.

Cristian Williams
[email protected]

Ver comentarios