Logo La República

Jueves, 25 de abril de 2024



NACIONALES


Educación y emprendimientos contribuyen a que ellas se reinserten

Recuperación económica post-pandemia abre las puertas a las mujeres al mercado laboral

Tasa de desempleo de las mujeres se mantiene a casi el doble en relación con los hombres, 16% vs 9%

Tatiana Gutiérrez Wa-Chong tgutierrez@larepublica.net | Miércoles 08 marzo, 2023


Empleo
El desempleo entre los hombres y las mujeres sigue teniendo una brecha y por eso, se requieren políticas públicas que promuevan la equidad de género. Shutterstock/La República.


El número de mujeres que busca trabajo y no lo encuentra reporta un porcentaje del 16%, similar al que existía en el 2019 antes de la pandemia.

Lea más: Pandemia golpea con más fuerza el empleo femenino

La recuperación económica post-pandemia provocó que ellas se reinsertaran al mercado laboral, luego de que debieron abandonar sus trabajos para ayudar a sus hijos con sus estudios o a los adultos mayores en temas de cuido.

Lea más: Reconocer trabajo doméstico y de cuido que hacen las mujeres propone "Ley Modelo Interamericana de Cuidados”

Aprovechar las oportunidades laborales mejorando su nivel educativo y aprendiendo sobre habilidades blandas se convirtió en el común denominador en muchas mujeres, que sacaron partido a las ventajas de la virtualidad.

Esto provocó que muchas iniciaran su propio emprendimiento para vender desde sus casas y todas estas oportunidades fueron las que hicieron que la inserción fuera más rápida.

El aumento en el desempleo femenino llegó en el punto más alto de la pandemia en el 2020, a afectar a 25% de esa población, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos, porcentaje que se pudo revertir.

Existen diferencias significativas en este momento entre las oportunidades laborales entre los hombres y las mujeres, poco más del 71% de hombres en edad de trabajar están en el mercado laboral versus 48% de las mujeres.

Empleo

La discriminación de género se refleja en distintos ámbitos como: dificultades para ascender de puestos dentro de una empresa, limitaciones del tiempo disponible fuera del horario laboral, menores salarios por falta de experiencia y discriminación por ser madres.

Para cerrar esta brecha es necesario impulsar políticas centradas en el acceso a la educación, redes de cuido, capacitación profesional e igualdad de género empresarial.

“Otras medidas específicas para mejorar el acceso a empleo de las mujeres es la generación de incentivos, créditos y capacitaciones para que ellas potencien sus posibilidades de desarrollo individual y el crecimiento económico del país. Estas políticas con enfoque de género crearían mayor equidad social al contribuir en la reducción de la desigualdad de ingresos y la pobreza y lograr mayor bienestar en los hogares”, aseguró Natalia Morales, coordinadora del capítulo de Equidad e integración social del Estado de la Nación.

Además, la potencial incorporación de las mujeres al mercado laboral representa una ventaja estratégica por ser ellas la fuerza laboral que puede crecer con mayor dinamismo en los próximos años y contabilizan la mayor representación en la matrícula y en la graduación de las universidades, acotó la experta.

Apoyar la reinserción de un sector de la población históricamente discriminado como las mujeres, no es para nada una tarea sencilla, ni se dará de manera espontánea por el libre juego de las fuerzas del mercado y aunque este 2023 se mantienen expectativas halagüeñas, lo cierto es que es necesario implementar políticas con enfoque de género y “mercados laborales resilientes” para impulsar la formalidad, como lo que aconseja tanto la Organización Internacional del Trabajo, el Estado de la Nación y la Cepal.


Áreas de oportunidad


Para cerrar estas brechas de género es necesario transformar la Red de Cuido y con ello, darles la oportunidad a incontables mujeres para que puedan postularse a empleos de calidad y que sus hijos o adultos mayores queden bien cuidados y seguros.

Mónica Segnini

Presidenta
Consejo Nacional de Competitividad


Es sumamente necesario que se inicie un cambio cultural y se desarrolle un programa educativo que fomente la corresponsabilidad entre los miembros del hogar. Además, que se incluyan subsidios gubernamentales y una ampliación de la cobertura de las redes de cuido.

Daniela Andrade

Economista
Bolsa Nacional de Valores


Fortalecer la educación para las mujeres y adecuarla a las demandas futuras del mercado laboral, donde se propicie la participación en las áreas de la ciencia, ingeniería, matemáticas y tecnologías. Además, es fundamental la inclusión financiera y el apoyo a desarrollar sus emprendimientos, así se generarían mayores facilidades en cuanto a tiempo e ingresos.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.