Enviar
Conservas Finca de Oro incursiona con carne blanca para expandir el mercado

Pyme costarricense enlata pollo
Producto pretende competir con el atún

Vanessa Chaves y Karen Retana
[email protected]
[email protected]


Pollo enlatado. Resulta común encontrar productos provenientes del mar como atún, almejas, mejillones y camarones empacados en latas, pero ahora es posible encontrar pollo en esta presentación.
Se trata de la empresa Conservas Finca de Oro, la cual inició siendo Propasa en 1997 con la producción de latas y frascos de palmito para el mercado nacional.
Cuatro años después logró realizar la primera exportación.
A partir de ese momento el crecimiento de la compañía fue acelerado, tanto que para 2005 el producto costarricense era consumido en Estados Unidos, España, Francia, Marruecos e Israel.
El año pasado la empresa se ubicó como principal proveedor del mercado de palmito para Israel durante el periodo 2006-2008.
Con el fin de ofrecer al consumidor un producto novedoso, la empresa ha venido desarrollando la idea del pollo desde hace dos años, pero no fue hasta marzo de este año que se lanzó al mercado bajo.
Fue en este momento cuando las operaciones se dividieron, pues no es recomendable producir vegetales y cárnicos en la misma planta. De manera que Propasa continuó con el palmito y Conservas Finca de Oro con Quickie’s, la marca del pollo enlatado.
El costo del desarrollo del producto fue de $500 mil, los cuales fueron invertidos en mejoras de infraestructura y compra de equipo.
“Al principio las ventas fueron un poco bajas, pues el producto se encontraba en la etapa de colocación en el mercado, pero a partir de setiembre, las actividades de degustación en los puntos hicieron crecer el consumo” indicó Federico Heigold gerente general de Conservas Finca de Oro.
La materia prima lista para enlatar se compra a la empresa cárnica Pipasa.
La nueva marca requirió la contratación de 25 personas adicionales para la primera etapa, la cual consistió en vender al mercado nacional.
Para la segunda etapa, es decir el proceso de exportación se planea contratar 30 personas más.
Curiosamente, el pollo enlatado hoy compite con el atún, producto que empezó a comercializar Stewart Heigold Stuart, padre de Federico Heigold hace más de 60 años con Tesoro del Mar. Esta marca fue vendida en 1997 a una empresa mexicana dedicada a la pesca de atún. Actualmente está en poder de Distribuidora Lucema.
“Su presentación y su uso hacen que compitan directamente con Tesoro del Mar y con todas las demás marcas de atún, como Calvo y Sardimar. Con pollo o con atún se puede hacer ensalada, arroz, pasta, consumir como boca o plato principal. Es cuestión de gustos pero el uso puede ser el mismo”, explicó Federico Heigold.
La introducción del pollo enlatado se realizó en un buen momento pues a principio de año las ventas del palmito bajaron hasta un 60%. La crisis había golpeado.
Prueba de ello es que en noviembre pasado se exportaban 4.500 cajas mensuales y desde enero a la actualidad se envían solo 1.800.
“El palmito es un producto sensible al tema del precio, en el último año los precios y la demanda del producto empezaron a bajar, es un producto gourmet, si el ingreso de las personas baja su consumo también, además es muy sensible porque tiene precios más altos que el resto de los vegetales”.
Actualmente Quickie’s se distribuye al AutoMercado y Megasuper entre otros supermercados. Además su futura presencia en el Wall-Mart está confirmada.














Ver comentarios