Logo La República

Domingo, 20 de octubre de 2019



COLUMNISTAS


Preocupaciones básicas

Natiuska Traña [email protected] | Miércoles 31 octubre, 2018


Preocupaciones básicas

Lads and Ladies, o damos y damas (así funcionaba el lenguaje inclusivo ¿no?) Dejemos cinco minutos de lado la reforma fiscal y hablemos de temas más frívolos:

En la peli "Indiana Jones y la última cruzada", Indi tenía que escoger el Santo Grial, si no explotaba. Y bueno, la cosa es que algo así sucede para todo, escoger sabiamente o pobremente. Explotarse o luego subirse en el Halcón Milenario con Chewie. Oops! Eso no era.

Leyendo un artículo sobre las preocupaciones básicas de los seres humanos, podemos resumir en cuatro.

Empecemos. La salud. Estamos en el momento histórico donde se tienen mejores condiciones y servicios. Ya sabemos qué es el genoma humano, ya enviamos monos a Marte. Y todo el mundo pasa constantemente preocupado porque básicamente todos los alimentos, productos de belleza, bebidas, no dormir ocho horas, ponerse como ballena o volverse como un fideo le van a causar la muerte. No, no, ya lo dijo Frank Underwood, dormir es para débiles. Disfrute la vida, los cuerpos cambian, y usted puede cambiarlo si se lo propone. Si se enferma de verdad, recuerde: la vida es algo que merece la lucha hasta el último respiro.

El amor. ¡Yo no nací para amar, nadie nació para mí! Bienvenida la preocupación de muchos. Bien, probablemente en los 7 mil millones de humanos, habrá uno o algunos que vean las maravillas que hay en usted, igual habrá otros que lo ignorarán y les parecerá lo más feo del mundo y viceversa. Lo bueno, usted tiene cosas más importantes que hacer que preocuparse por eso, por alguien que no le pone atención, por una relación que no funcionó. Podría empezar por dedicarles su tiempo y aprecio a personas que si “give a f*ck” por sus sentimientos y recordar que no es la primera ni la última vez que pasa. Espereloooo… el amor de su vida llegará y va a ser impresionante o en su defecto cómprese una mascota, viera que lindas que son.

El trabajo. Bienvenido al mundo real, si no es multimillonario probablemente tendrá que trabajar y lidiar con jefes, compañeros, clientes... Con gente al final. La gente desde que pisó la faz de la tierra, desde que evolucionó del pez, o desde que Dios le sopló la vida, es incómoda. Así que ojo, en su trabajo haga lo que le guste porque es lo que hará que se mantenga motivado y apasionado cuando le den ganas de salir corriendo a meterse en las cobijas y abrazar su osito Teddy.

Familia, amigos y desconocidos. Seguimos hablando de la gente, como vemos no somos tan individualistas. Como seres sociales queremos aceptación y ser el billete de ¢50 mil y gustarles a todos. Pero en la era de Internet, debe evitar que los insultos, comentarios, choteos sean relevantes. Su autoestima no depende de troles desconocidos; no se enoje y use la opción de bloquear.

Con la familia y los amigos no pasa lo mismo, la verdad tampoco es necesario, estos son esos seres "celestiales" que se lo aguantan a usted, cuando está mal, cuando está bien. Lo quieren así, con todos sus defectos. Al final son quienes dan la cara, ponen las manos al fuego, así que también sopórtelos, es lo mínimo que puede hacer.

Bonus: ¿No sabe cuándo logrará todo en su vida y no sabe si en algún momento será esa persona de bien que se imaginó a los cinco años de edad?

Sorpresa. Nadie sabe. Ni aunque tenga 80 años, todo el mundo vislumbra nada más. A veces, me han dicho que la vida terminó siendo otra cosa de lo que habían planeado y no podrían sentirse mejor. ¡Ánimo, deje de tomarse tan en serio!

Saludos desde Madrid.











© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.