Enviar
Pensiones voluntarias en el olvido

El escaso interés de los costarricenses y la falta de información sobre los fondos voluntarios son sus peores enemigos

Rebeca Sequeira
[email protected]  

La falta de promoción de las operadoras de pensiones hacia los fondos voluntarios es una de las principales razones por las cuales solo un pequeño porcentaje de los costarricenses se ven interesados en este tema.
Los expertos consideran que las operadoras de pensiones han cometido un error, como industria, al darle mucho más énfasis al régimen obligatorio que al voluntario.
Además de esto se presenta el problema relacionado con falta de la cultura del ahorro en nuestro país, por lo cual las operadoras de pensiones tendrían que empezar por inculcarles a sus asociados la educación del ahorro.
“Ahorrar hoy significa dejar de consumir hoy; el ahorro implica un sacrificio y usualmente preferimos los disfrutes antes que los sacrificios. Ese comportamiento ocurre en todas las sociedades. Entonces, para dejar de consumir hoy y ahorrar para así consumir mañana, se hace necesaria una motivación, una explicación que conduzca a entender la realidad y esa campaña de educación apenas empieza”, agregó José Manuel Arias,
Ex-Presidente de la Asociación Costarricense de Operadoras de Pensiones (ACOP).
Por el contrario, la Ley de fideicomisos y la Ley de protección al trabajador, Ley 7983; le permiten a los usuarios tener cierto capital ahorrado en donde cada persona puede escoger cada cuánto tiempo y la cantidad de dinero que desee aportar.
“Los fondos de pensión complementarios voluntarios pretenden fortalecer la pensión futura de los individuos y, como su nombre lo dice, complementar, la que obtendrán producto de la cotización a un régimen básico y al régimen obligatorio complementario, creado por la Ley de Protección al Trabajador” comentó Javier Cascante, Superintendente de Pensiones (SUPEN).
Dentro de los beneficios que permite este fondo, está el retiro anticipado total o parcial del capital a los contribuyentes de 57 años o menos que hayan cumplido con las 66 cuotas mensuales.
Además, se encuentran los beneficios fiscales, en donde se le deducirá de sus impuestos sobre la renta y del pago de cargas sociales hasta un máximo del 10% de su ingreso bruto mensual.
Los recursos aportados a este plan son administrados en cuentas individuales a nombre de cada trabajador, y los rendimientos generados por la inversión de los recursos son capitalizados al saldo de su cuenta.
Por otra parte, el empezar a ahorrar mediante los fondos de pensión voluntaria le permitirá un incremento en su pensión al momento de jubilarse, cuyo aumento dependerá del aporte realizado mensualmente en ese plan.
Según cifras de la SUPEN, los activos netos de los fondos voluntarios en colones y dólares han venido en crecimiento desde su creación, salvo por una caída que se observó entre mayo y noviembre de 2004, coincidente con la crisis de los fondos de inversión.
Sin embargo, según la opinión de varios expertos, los fondos voluntarios no funcionan de una manera óptima en nuestro país ya que después de cinco años se pueden retirar los ahorros del fondo, y estos deberían poder retirarse solo en el momento de la jubilación, además de ser utilizado con el fin de que las personas con ingresos medios puedan ganar intereses sin pagar impuestos.





Ver comentarios