Patricia Mora: “En el caso del cemento chino todo apunta a Casa Presidencial”
Enviar

Después de 70 comparecencias y la revisión de miles de documentos, los diputados de la comisión investigadora del cemento chino y Coopelesca, darán a conocer hoy su informe.

Ocho líneas de investigación, documentadas y bien trazadas por los legisladores, ayudarían a esclarecer la responsabilidad de diversos funcionarios públicos en “el escándalo de corrupción más grande de la historia”, de acuerdo con Patricia Mora, legisladora del Frente Amplio.

Aunque la congresista no se atrevió —el fin de semana anterior, cuando se realizó la entrevista— a señalar al presidente Luis Guillermo Solís como el “Big Chief”, detrás de la supuesta red de tráfico de influencias para favorecer al empresario Juan Carlos Bolaños, sí reconoce que “todo apunta hacia Casa Presidencial”.

Por otra parte, considera que los diputados no pueden seguir nombrando a los magistrados y que las juntas directivas no deberían ser un botín político.

-¿Habrá un solo informe de la comisión investigadora?
Esa es la aspiración principal, quienes hemos trabajado en la comisión queremos y estamos haciendo un esfuerzo para lograr un gran acuerdo, que sea enormemente claro, detallado y absolutamente rotundo.

-¿Pierde fuerza el informe si no es unánime?
Creemos que el país merece que sea unánime, sin que eso signifique que será débil, ya que vamos a mencionar y responsabilizar a todos los que deben ser mencionados y responsabilizados.

-¿Es el presidente Luis Guillermo Solís el "Big Chief" al que hizo referencia Fernando Rodríguez, exviceministro de Hacienda?
Todavía (el fin de semana en el momento de la entrevista) estamos documentando cada uno de los hechos.
En el caso de Sinocem y el cemento chino hay ocho líneas de tiempo y cada una tiene que ver con una instancia, como la Presidencia, el Ministerio de Economía, la Asamblea Legislativa, la Dirección General de Aduanas, el Poder Judicial, el Ministerio de Hacienda, la Comisión Nacional de Emergencias y la banca pública, con el objetivo de detallar los eventos que fueron mencionados durante las 70 audiencias.


Al final, todas esas líneas del tiempo convergerán en una sola dirección.
Para responderle, pienso que en este caso, desgraciadamente, todo apunta hacia la Casa Presidencial.

-Entonces, ¿usted piensa que el presidente Luis Guillermo Solís sí es el "Big Chief"?
Eso no lo podemos decir, pero sí estamos sacando a la luz los datos, ordenando lo que pasó, para que las conclusiones sean muy claras y dejar que la línea de trabajo apunte en una sola dirección.

-¿Hacia dónde apuntarán las recomendaciones y conclusiones, al sector público, a la empresa privada o a los partidos políticos?
Pienso que las recomendaciones recaerán sobre la clase política, acá no vamos a cobijar a nadie. A mí no me interesa cómo administra su negocio Holcim, por ejemplo; a mí lo que me interesa es si ha existido tráfico de influencias para beneficiar a la empresa de Juan Carlos Bolaños o a Holcim.

-Estamos a 50 días de las elecciones nacionales y señala que las recomendaciones recaerán principalmente sobre la clase política, ¿pueden estar los costarricenses tranquilos sobre la objetividad del informe y que no habrá presión para evitar condenar al PAC, al PUSC y al Movimiento Libertario, que parecieran los partidos más involucrados?
Así es.
Cualquier conclusión a la que lleguemos va a afectar a los partidos políticos involucrados.
Habrá señalamientos directos de diputados, partidos, el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial, eso se lo aseguro.

-La participación de Celso Gamboa, magistrado de la Sala III, en el caso del cemento chino ha sido comprobada en las audiencias, ¿plantearán alguna modificación para evitar que el Congreso siga nombrando a los jerarcas del Poder Judicial y los partidos ya no puedan repartir puestos en la Corte, o bien, los magistrados electos no se sientan comprometidos?
Este caso de corrupción dejó claras dos cosas: 1) Que los partidos políticos ya no pueden seguir nombrando a los magistrados y 2) Que la ley llamada 4-3 que faculta al gobierno para nombrar las juntas directivas de los bancos es nefasta y debe ser eliminada.
Esas dos reformas son urgentes sin duda alguna.

-A ustedes les quedan cinco meses más de trabajo, ¿cree que este escándalo le interesará igual al nuevo Congreso, que tendrá que impulsar los cambios?
Eso no lo sabemos, lo que sí sabemos es que la ciudadanía tiene que empoderarse y seguir presionando para que haya voluntad política.
Este es el escándalo de corrupción más grande de la historia de Costa Rica, es un antes y un después, de eso no debe quedarle duda alguna, ya que ha tocado a los tres poderes de la República.
 


Ver comentarios