Oposición critica maniobra de Solís para frenar agenda legislativa
“Si el Poder Ejecutivo desconvocó la agenda y el Presidente Legislativo ha señalado que no habrá sesiones, no entiendo qué vamos a ir a hacer”, aseguró William Alvarado, jefe de fracción del PUSC. Gerson Vargas/La República
Enviar

Los diputados independientes, del Frente Amplio, del Movimiento Libertario y de Liberación Nacional que criticaron la maniobra del Gobierno de Luis Guillermo Solís de desconvocar los proyectos legislativos y afirman que volverán a trabajar el próximo 8 de enero.

Esas fracciones culpan al Gobierno de no querer que se vote el informe entregado por la comisión investigadora a finales del año pasado sobre el préstamo del Banco de Costa Rica a Juan Carlos Bolaños, para la importación de cemento chino, por encontrarse en medio de la campaña electoral.

En este financiamiento están vinculados representantes del PAC, PUSC y PLN y temen que esto los aleje de la silla presidencial. Además, consideran la urgencia de trabajar otros casos en la comisión investigadora sobre Yanber e Hidrotárcoles.

Patricia Mora, del Frente Amplio, insistió en la necesidad de que el plenario sesione y que se pueda continuar con el nombramiento de los magistrados, el control político y la discusión del informe del cemento.

Liberación catalogó de irresponsable el hecho de que el gobierno del PAC desconvoque la agenda de proyectos. “Hay algunos partidos que están manchados de cemento, que les interesa el silencio”, dijo Karla Prendas, jefa de fracción de los verdiblancos.

Mario Redondo, del Partido Alianza Demócrata Cristiana; Natalia Díaz, del Movimiento Libertario, y Ottón Solís, del PAC, afirmaron que se debe asistir al Congreso para hacer control político y dejar listos muchos informes pendientes.

Las acusaciones de la oposición fueron desmentidas por Javier Cambronero, jefe de fracción del PAC, quien dijo que la decisión del Ejecutivo nada tiene que ver con el cemento y confirmó que la fracción volverá el 8 de enero, con excepción de Marcela Guerrero, que viajará a Washington.

“La discusión tiene que darse de cara a la ciudadanía, no solamente falta por analizar el informe sobre el cemento, sino reformas de ley vitales para fortalecer el Poder Judicial y la conformación del gobierno corporativo en el sistema bancario nacional, así como temas fiscales”, mencionó el líder de la fracción del PAC.

Esa agenda pendiente no motivó a los diputados del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) a presentarse el lunes.

“No entiendo qué vamos a ir a hacer , si el Poder Ejecutivo desconvocó la agenda y el Presidente Legislativo ha señalado, válidamente y dentro de sus atribuciones, que no habrá sesiones legislativas hasta que se reciba una nueva convocatoria. Es mentira que no queramos ir por el informe del cemento. El informe contó con nuestro apoyo total a nivel de la Comisión y también lo respaldaremos en el momento en que se conozca en el Plenario Legislativo, cuando corresponda constitucionalmente”, destacó William Alvarado, jefe de fracción del PUSC.

Al cierre de edición, no se logró conocer la posición del presidente del Congreso, Gonzalo Ramírez, pese a múltiples mensajes y llamadas a su celular y a su asesor de prensa.

En veremos

Existe una serie de proyectos que quedarían pendientes para una próxima legislatura como por ejemplo:

-Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas

-Ordenamiento de las exoneraciones tributarias

-Informe de la Comisión Investigadora de los Créditos Bancarios para la importación de cemento chino y para la compra de una planta hidroeléctrica por parte de Coopelesca. Además, el caso de Yanber y de Hidrotárcoles

-Reforma constitucional para fortalecer la regla fiscal

-Plan sobre la creación de la Academia Nacional de Policía

-Proyecto contra el nepotismo

-Proyectos sobre el futuro de Bancrédito

Fuente: Asamblea Legislativa



Ver comentarios