Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Operadores se preparan para más agitación en peor bolsa mundial

Bloomberg | Jueves 18 agosto, 2016

Matteo Renzi, primer ministro de Italia, habla durante el Fórum Internacional Económico en St. Petersburgo.


Mientras que la mayoría de mercados de Europa occidental se han recuperado del impacto producido por el Brexit, a Italia aún le queda mucho camino por recorrer.
Con un referéndum inminente y una crisis bancaria persistente, los operadores pagan para cubrirse contra más turbulencia bursátil.
Inversores de la nación mediterránea, que ya están experimentando las mayores pérdidas en el mundo este año, se preparan para una votación sobre una reforma política en noviembre que podría decidir el destino del primer ministro Matteo Renzi.
Impulsaron el precio de las opciones para protegerse de la volatilidad en los papeles italianos durante los próximos tres meses al nivel máximo desde 2013 versus contratos a plazos más cortos, según datos compilados por Bloomberg.
Citigroup ha catalogado al plebiscito como el mayor riesgo en la política europea este año fuera del Reino Unido. Los bancos de Italia también se ven afectados y procuran fortalecer el capital frente a los 360 mil millones de euros de deuda incobrable.
Para Kevin Lilley, gerente de acciones de la zona euro en Old Mutual Global Investors de Londres, el peligro es tan grande que redujo sus tenencias a una sola compañía, la firma de defensa Leonardo-Finmeccanica, tras vender acciones de Banca Popolare di Milano Scarl y Mediobanca, entre otras.
“Italia ha estado tan sobrevendida el año pasado debido a la incertidumbre política”, dijo Lilley, cuya empresa administra alrededor de $34 mil millones. “El referéndum es un evento completamente binario, es algo muy positivo para Italia si se lo aprueba porque simplifica el proceso de toma de decisiones. Pero lamentablemente, el primer ministro ha ligado su futuro al resultado de la votación y siguen los problemas de los bancos”.
El año pasado, cuando una venta liderada por China borró $8,3 billones de las acciones globales, Italia registró una tendencia inversa.
El índice de referencia FTSE MIB alcanzó casi su nivel máximo en seis años en julio de 2015, y subió un 13% anual, cuando una reforma de las leyes laborales y las expectativas de una reactivación económica interna aumentaron la confianza de los inversores.
Este año el índice de referencia para las acciones bajó en las clasificaciones, y uno de los principales fondos cotizantes en bolsa que sigue al mercado se encamina hacia un sétimo mes de flujos de salida de ocho.
Los bancos de Italia encabezan las pérdidas entre las acciones europeas en medio de un clima de preocupación por sus niveles de deuda incobrable. Banca Monte dei Paschi di Siena, que tuvo el peor rendimiento entre 51 de sus pares sujetos a las recientes pruebas de solvencia, cayó 80% en 2016 cuando su plan de deshacerse de préstamos dudosos y aumentar su capital no logró convencer a los inversores.
Unione di Banche Italian, que retrocedió 6% este año, a comienzos de este mes reportó una pérdida en el segundo trimestre en previsiones más altas sobre deuda incobrable y costos de restructuración.
El panorama económico no da tranquilidad: el crecimiento italiano inesperadamente se estancó en el segundo trimestre, no cumpliendo con los pronósticos de una expansión de un 0,2%. El Banco de Italia y el Fondo Monetario Internacional redujeron sus proyecciones para el año: predijeron una expansión de menos de un 1%.