Nuevas regulaciones alejan a los puros dominicanos de EE.UU.
En todo el país caribeño, los productores están lidiando con las regulaciones de la FDA. Bloomberg/La República
Enviar

Radhames Rodríguez está empleando un tabaco raro y una capa especial para producir 50 mil de sus nuevos cigarros de alta gama, Pulita, en la República Dominicana. Para los aficionados en Estados Unidos, sin embargo, el puro de edición limitada estará lejos de su alcance.

Los puros Pulita, bautizados así en honor del abuelo de Rodríguez, quien fundó el negocio hace 60 años, se venderán solo en Europa. Eso es porque Rodríguez no quiere lidiar con el dolor de cabeza y el costo de cumplir con las nuevas regulaciones sobre el tabaco de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por su sigla en inglés).

"Cuesta demasiado y toma mucho tiempo, vamos a enfocarnos en los mercados alemán e italiano", dijo Rodríguez, vicepresidente de Tabacalera El Artista.

Desde agosto del año pasado, cada vez que El Artista u otros fabricantes de puros presentan un nuevo producto, deben obtener aprobación de las autoridades estadounidenses a un costo de decenas de miles de dólares o más. ¿El resultado? El negocio ha caído un tercio este año en la fábrica de El Artista en el fértil Valle del Cibao, donde se produce uno de los principales cigarros de alta gama y de edición limitada del mundo.

En todo el país caribeño, los productores están lidiando con las regulaciones de la FDA. Algunos están reduciendo temporalmente la producción con la esperanza de que el gobierno del presidente Donald Trump rescindirá las reglas. Otros están esquivando el mercado estadounidense por completo, optando por vender sus nuevos productos de especialidad en Europa y Asia, donde China está a punto de superar a EE.UU. como el mayor consumidor mundial de cigarros.

Rodríguez dijo que tendría que pagar por la aprobación de cada uno de los cinco tamaños de Pulita que había planeado producir.
Por lo general, más de un millar de ediciones especiales o nuevos lanzamientos se lanzan cada año, aunque solo representan una fracción de los 315 millones de puros prémium producidos anualmente. A menudo son codiciados por los aficionados por su sabor único y valor conmemorativo.

"Las regulaciones de la FDA están creando una situación en la cual estos nuevos y emocionantes cigarros no estarán disponibles en EE.UU.", dijo Hendrik Kelner, presidente de la Asociación de Productores de Cigarros de República Dominicana, y vicepresidente de Tabadom Holding Inc., que produce la marca Davidoff. Los reguladores están creando una nueva "fruta prohibida" para los fumadores estadounidenses similar a los cigarros cubanos.

Se prevé que las ventas en EE.UU., que alcanzarán los $7.900 millones este año, crecerán menos del 2% anual hasta 2021, frente a la expansión del 10% o más que la industria había experimentado en años anteriores, según Euromonitor International. Mientras tanto, se prevé que el mercado chino crezca de $7.900 millones este año a $11 mil millones en 2021.

Ver comentarios